Denuncias y protestas de Fernández Noroña rinden frutos: logra frenar privatización del campo militar 1F

México, 27 de julio 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Las movilizaciones y protestas encabezadas por Gerardo Fernández Noroña, líder de la Asamblea Nacional por la Independencia de México (ANIMO) y diputado federal electo, tuvieron el éxito buscado y lograron frenar la privatización del campo militar 1F.

Este día, el régimen usurpador del priista Enrique Peña Nieto publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo para dejar sin efecto la venta ya programada del mencionado predio militar, de 127 hectáreas e infraestructura diversa, destinando su propiedad a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Se destina el inmueble descrito en el Considerando Primero de este Acuerdo a la Secretaría de la Defensa Nacional, a efecto de continuar utilizándolo para Actividades Castrenses, por tanto, se deja sin efectos el Acuerdo por el que se desincorpora del régimen de dominio público de la Federación y se autoriza su venta a través del organismo público descentralizado denominado Servicio de Administración y Enajenación de Bienes”, se lee en el acuerdo difundido hoy en el DOF.

De esta manera, el terreno de 1 millón 255 mil 276 metros cuadrados de superficie, ubicado en la Avenida Vasco de Quiroga número 1401, Colonia Santa Fe, Delegación Álvaro Obregón de la Ciudad de México, volverá a formar parte de los activos de Sedena y su venta, fraguada a espaldas de los mexicanos en complicidad con el entonces “jefe de gobierno” Miguel Ángel Mancera, ha quedado cancelada.

En octubre del año pasado, Fernández Noroña reveló en conferencia de prensa la sigilosa intentona de vender el predio a un empresario de nombre Carlos Peralta, socio de Raúl Salinas de Gortari en la empresa IUSA.

La venta formaba parte de un proyecto de “modernización” de las instalaciones de Sedena que originalmente se propuso en Puebla, pero que luego de trasladó a la Ciudad de México para justificar la venta del predio.

El campo militar 1F incluye 535 viviendas para soldados que actualmente están deshabitadas, un polideportivo, un casino militar, la Fábrica Real de Pólvora y Explosivos -con más de 100 años de antigüedad-, así como extensas áreas verdes aledañas al Bosque de Chapultepec, que conforman otro importante pulmón y foco de captación de agua en la capital del país.

Tras dar a conocer el plan de venta, Fernández Noroña encabezó una serie de protestas frente al campo militar para denunciar el nuevo atraco a la nación que Peña y Salvador Cienfuegos -titular de Sedena- pretendían llevar a cabo.

El intenso activismo de Fernández Noroña derivó en una serie de amenazas de muerte y hasta allanamientos a su domicilio. Por su parte, el coronel Sergio Gallardo Bonilla, quien presuntamente filtró la información sobre la venta del campo, fue hallado muerto al interior de su casa ubicada en Cancún, Quintana Roo, poco después de que Noroña hiciera pública la denuncia.

Opinión:

Otro ejemplo claro de que la movilización popular siempre es necesaria para presionar a quienes, desde el poder político, buscan hacer negocios con la riqueza nacional. El derecho de libre manifestación costó vidas y es necesario ejercerlo para dejar claro dónde está realmente el poder. Aquí un reconocimiento especial a Gerardo Fernández Noroña, quien durante varios meses luchó, prácticamente solo, contra este nuevo atraco a la nación.

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

2 comentarios sobre “Denuncias y protestas de Fernández Noroña rinden frutos: logra frenar privatización del campo militar 1F

  1. Un gran ejemplo para todos de este hombre Gerardo Fernández Noroña deberíamos de considerarlo próximo presidente de México por su amor a este gran país

    • Excelente!!.. Finalmente el esfuerzo y la perseverancia de El Lic. Fernández Noroña esta dando frutos..
      En Hora buena por Nuestro Querido México!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *