LA «NORMALIDAD» DE PEÑA NIETO: Torturan y asesinan a reportero que denunciaba al crimen en Veracruz

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 5 de mayo 2015 (NOTIGODÍNEZ).- Esta es la «paz histórica» que presume el actual usurpador y asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto.

El reportero Armando Saldaña Morales, quien se dedicó en fechas recientes a denunciar a la delincuencia en el estado fallido de Veracruz, fue hallado muerto a balazos y con huellas de tortura este lunes 4 de mayo.

De acuerdo con el portal Sinembargo, el periodista reveló la existencia de saqueadores de combustible de Pemex conocidos como «chapoductos» en Veracruz, días antes de ser asesinado. No obstante, el cadáver del comunicador –oriundo de Laguna Chica, Veracruz– fue hallado en Oaxaca donde también colaboraba para un estación radiofónica.

Los reportes citados por el portal Sinembargo indican que el occiso, de 52 años de edad, fue encontrado en el municipio de San José Cosolapa, Oaxaca, que colinda con el estado de Veracruz, mortal territorio PRI sobre todo para los periodistas. El cadáver presentaba huellas de tortura y yacía junto a una camioneta Ford modelo F-150.

Una denuncia anónima dio parte a las «autoridades» sobre la existencia de un cuerpo tirado junto al vehículo abandonado. Elementos policiacos dieron con la ubicación alrededor de las 15:40 horas, confirmando el macabro hallazgo. La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca atrajo el caso.

Según versiones citadas por Sinembargo, Saldaña Morales habría acudido a una fiesta la noche del sábado, todavía en Veracruz, donde al parecer fue raptado por hombres armados y luego trasladado al vecino municipio oaxaqueño donde fue ultimado.

Con la llegada del priista Javier Duarte de Ochoa al «gobierno» veracruzano, el periodismo se ha convertido en una profesión de alto riesgo. Apenas en enero pasado, el reportero Moisés Sánchez Cerezo fue secuestrado y posteriormente hallado muerto en Manlio Fabio Altamirano, con huellas de haber sido degollado.

Sánchez Cerezo fue mandado asesinar presuntamente por el entonces «edil» de Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes, a quien incomodaban las notas informativas del periodistas sobre la delincuencia que permeaba en el municipio y la ineptitud del Cruz Reyes en el cargo.

Con el asesinato de Armando Saldaña Morales –aunque su deceso ocurrió en Oaxaca– suman ya 12 periodistas asesinados en lo que va de la sangrienta “administración” del priista Javier Duarte en el Estado de Veracruz.

Con información y foto principal de Sinembargo

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *