Antes de atentado, director del semanario ‘El Costeño’ pidió ayuda por amenazas pero “gobierno” priista lo ignoró

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 17 de mayo 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Héctor Rodríguez Peñaloza, director del semanario El Costeño de Autlán de Navarro, Jalisco, había pedido ayuda a las «autoridades» locales por amenazas que recibió poco antes del atentado contra su hijo, Héctor Johnathan Rodríguez Córdova, reportero de dicho semanario, y su esposa Sonia Córdova, directora comercial del mismo medio. Sin embargo, el apoyo les fue negado.

En entrevista para una estación de radio, Rodríguez Peñaloza informó que se acercó a las «autoridades» municipales encabezadas por el «alcalde» priista Fabricio Corona, debido a que la propia Policía Federal del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, los alertó sobre amenazas contra Héctor Johnathan.

No obstante, al acudir a la Policía Municipal para solicitar ayuda, fueron ignorados y no recibieron ningún tipo de protección.

“La Policía Federal nos dijo que había una amenaza contra mis hijos; las autoridades locales no hicieron caso”, denunció Rodríguez en la entrevista citada por la agencia Proceso. Ajá, ¿y por qué la mamarracha Policía Federal tampoco hizo nada?

Rodríguez explicó que las amenazas y posterior ataque contra su esposa e hijo, pudieron derivarse de las notas que publicaron en la sección policiaca del semanario, donde se reportó la muerte del líder de un grupo criminal en El Grullo, Jalisco, luego de un enfrentamiento entre los delincuentes y elementos de la Policía Federal.

Este lunes 15 de mayo, Sonia Córdova y su hijo Héctor Johnathan Rodríguez Córdova, directora comercial y reportero del semanario El Costeño respectivamente, fueron atacados a balazos la zona centro de Autlán de Navarro.

El joven de 26 años falleció en el lugar de los hechos, mientras que su madre fue trasladada a un hospital de Guadalajara y hasta el momento lucha por salvar la vida. Su estado se reporta como grave pero estable.

Inicialmente se informó que el atentado iba dirigido contra Sonia Córdova. Ahora se sabe con certeza que el blanco no era ella sino su hijo, Héctor Johnathan.

El ataque contra ambos ocurrió horas después de que Jesús Javier Valdez Cárdenas, cronista fundador de Ríodoce, colaborador de La Jornada y autor de media docena de libros sobre el narcotráfico, fuera acribillado a las afueras de su medio en Culiacán, Sinaloa.

Con el asesinato de ambos periodistas, suman 7 trabajadores de la prensa asesinados este año, y 37 en lo que va del régimen usurpador del asesino de Atenco.

Ingenuamente, Héctor Rodríguez Peñaloza pidió apoyo a Peña Nieto para recibir la protección que le negó su cómplice priista en el desgobierno municipal. No sabe -o prefiere cerrar los ojos- que el primer interesado en amedrentar y silenciar a la prensa, por los métodos que sean, es precisamente el asesino que actualmente usurpa la Presidencia de nuestro país.

Con información de Proceso

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *