Azcárraga deja dirección de Televisa tras enriquecerse desinformando y embruteciendo a los mexicanos

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 26 de octubre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- El magnate Emilio Azcárraga Jean, heredero del monstruoso imperio encabezado por Grupo Televisa, dejó hoy la dirección general de esa empresa criminal tras 20 años de enriquecerse lucrando con la desinformación, embrutecimiento de los mexicanos y evasión fiscal multimillonaria.

De acuerdo con la agencia Proceso, citando información filtrada a un medio estadounidense, el hijo de Emilio Azcárraga Milmo, alias «El Tigre», fundador de Televisa, seguirá presidiendo el consejo de administración de la compañía pero dejará el cargo de director general -mejor conocido, pretenciosamente, por sus siglas en inglés, «CEO»- en manos de sus esbirros principales: Alfonso de Angoitia, hasta hoy vicepresidente de Finanzas, y Bernardo Gómez, vicepresidentes de Noticias y Relaciones Gubernamentales, señalado por operar el cabildeo y la presión política. Eventualmente, uno de ellos quedará al frente de la compañía.

Aunque en este medio alternativo sostenemos que la supuesta «debacle» de Televisa es mera cortina de humo y que se mantiene como un poderoso imperio, Proceso insistió en que la dimisión de Azcárraga se da «frente a la peor crisis económica y financiera para la principal compañía de medios audiovisuales que ha visto disminuida su audiencia, sus ingresos por venta de contenidos televisivos, y que en agosto del año pasado anunció un proceso de reorganización de contenidos que ha sido un fracaso frente al crecimiento de las redes sociales y de la televisión on line».

En cualquier caso, Emilio Azcárraga Jean deja la dirección de Televisa convertido en uno de los 10 saqueadores más ricos de México, de acuerdo con la revista Forbes. Dicho medio calcula su fortuna en 2 MIL MILLONES DE DÓLARES, ubicándolo en el lugar 973 mundial.

Buena parte de esa riqueza la ha obtenido a través de la evasión fiscal -ningún millonario en este mundo se ha hecho rico pagando impuestos. En 2013, ya instalado el espuriato del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto -a quien Televisa ayudó, cobrando, para imponerlo en la Presidencia-, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) condonó a la empresa más de 3 MIL MILLONES DE PESOS de un crédito fiscal que se le impuso por falsear declaraciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR). No es el único caso. A lo largo de su existencia, Televisa ha escamoteado sistemáticamente el pago del uso del espectro radioeléctrico y otros impuestos, dañando las finanzas de la nación. Eso sí, la empresa recibe cuantiosos recursos públicos a cambio de todo tipo de publicidad «gubernamental»: desde anuncios oficiales hasta propaganda disfrazada de noticias.

Desde luego, la televisora de Azcárraga ha quedado permanentemente asociada a la desinformación y el embrutecimiento de masas, sobre todo después de su participación descarada en la imposición del asesino de Atenco en la Presidencia. Fue en 2012 cuando sectores jóvenes de la sociedad dieron indicios de haberse emancipado al fin de su enorme poder de manipulación.

Pese a ello, Grupo Televisa se mantiene como un poderoso imperio mediático. Es propietario de la compañía de televisión satelital México, así como Cablevisión y otras filiales de televisión por cable. Con todo y la contrarreforma de telecomunicaciones que simuló abrir la competencia dentro del sector, tanto Azcárraga como Raúl Salinas Pliego, dueño de Televisión Azteca, y Carlos Slim Helú, su contraparte en servicios de telefonía e Internet, mantienen la hegemonía absoluta del mercado nacional de telecomunicaciones con fuerte presencia a nivel internacional.

Con información de Proceso

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *