Con engaños y acoso, trasnacionales despojan de sus tierras a zapotecas de Oaxaca para parques eólicos

México, 23 de marzo 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Aquí el vandalismo, saqueo y atraco a la nación que ocurre todos los días a manos de trasnacionales invasoras, ante el silencio ominoso de los grandes “medios”. Para ellos y sus cómplices de la “política” —responsables de estas atrocidades—, es más importante el robo de un “jersey” que el despojo de los recursos naturales de México, es decir, de nuestra soberanía e independencia.

Pese a la inconformidad de habitantes zapotecos de Unión Hidalgo, Oaxaca, el desgobernador priista Alejandro Murat Hinojosa anunció la instalación de tres parques eólicos con beneficio para la trasnacional francesa EDF Énergies Nouvelles (EDF), la española Grupo Auxiliar Metalúrgico (Gamesa) y el consorcio mexicano Eólica Unión.

De acuerdo con el portal Sinembargo, los habitantes se organizaron y reunieron 800 firmas de los comuneros para ampararse y evitar que las “autoridades” federales, estatales y municipales otorguen concesiones a las empresas involucradas, como ocurrió con el Proyecto Eólico Piedra Larga desarrollado por la española Renovalia Energy en la misma región.

Los ejidatarios prevén que las trasnacionales interesadas en los nuevos parques eólicos, recurran a las prácticas ya conocidas de corrupción, engaños, amenazas y extorsión para obligar a los comuneros a entregar sus tierras utilizdas para el cultivo de maíz, sorgo, mango y sandía, así como al pastoreo.

La cosecha de esos productos y la pesca en el río homónimo y en la costa, son las actividades económicas principales de los habitantes de la comunidad zapoteca en Unión Hidalgo.

En tal sentido, la organización denominada Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (proDESC) denunció que la pretensión de construir los parques eólicos sin el consentimiento de los habitantes afectados —quienes perderían sus tierras y, por tanto, su modus vivendi— constituye una violación a sus derechos humanos por parte de las empresas involucradas y los tres niveles de “gobierno”.

“El Comité de Resistencia, la Asamblea de Comuneros y habitantes de Unión Hidalgo exigen que no se inicie con la construcción de estos tres parques porque no se están llevando acabo las consultas en la comunidad. Se solicitó una suspensión para que no se otorgue ningún permiso a las empresas hasta que no se realice una consulta libre, previa e informada apegada a los más altos estándares en derechos humanos indígenas contenidos en diferentes tratados internacionales”, declaró Juan Antonio López, Coordinador del Área de Justicia Trasnacional de ProDESC, citado por Sinembargo.

“Hay una violación clara a los derechos humanos [consulta informada, usos y costumbres, ambientales] dado que los permisos y contratos que se vayan a otorgar por las autoridades federal, estatal y municipal no están cumpliendo con el requisito indispensable de consultar a la comunidad indígena afectada de manera libre e informada para busca el consentimiento y dar certeza jurídica. Eso es un derecho contemplado en tratados internacionales”, agregó.

En el marco de esta denuncia, proDESC recordó el caso de la empresa Desarrollos Eólicos Mexicanos (DEMEX), propiedad de la española Renovalia Energy, que en 2004 inició las gestiones para construir el parque eólico Piedra Larga que suministra energía al criminal Grupo Bimbo —en perjuicio directo de Comisión Federal de Electricidad y, por tanto, de México— despojando de sus tierras a los habitantes de la zona.

De 2006 a 2011, la empresa perpetró cualquier cantidad de corruptelas para obtener los permisos ante las instancias competentes. Posteriormente, engañó a los propietarios de las tierras haciéndolos firmar contratos que no estaban traducidos al zapoteco, su lengua materna, y que tampoco explicaban los alcances o afectaciones del proyecto. A cambio, les ofreció permitirles trabajar en sus cultivos y respetar los usos y costumbres de las comunidades. Pero en cuanto inició los trabajos del parque eólico, DEMEX negó a los comuneros acceso a los terrenos, contrató seguridad privada para vigilarlos y echó a perder la tierra con el cableado y el concreto usados para la instalación de los aerogeneradores, haciéndolas inutilizables para el cultivo.

Tras darse cuenta del engaño, los afectados emprendieron el proceso legal para solicitar la nulidad de esos contratos. Durante el proceso que sigue en curso, han sufrido toda clase de agresiones —desde amenazas hasta atentados— para obligarlos a desistirse de los recursos legales y aceptar sin mayor resistencia el proyecto que ya está operando.

Sinembargo recordó que desde el espuriato de Felipe Calderón Hinojosa, se registró un incremento en el número de proyectos eólicos en la región de Istmo de Tehuantepec, debido a las condiciones de fuerte viento en la zona. No obstante, estos proyectos no han representado beneficio alguno para la nación —todos son privados— y encima las empresas favorecidas han cometido toda clase de crímenes para salirse con la suya: desde violar el derecho de las comunidades a la consulta libre, previa e informada, hasta hostigamiento, amenazas y asesinatos.

Con información de Sinembargo. Imagenes de archivo tomadas de Internet.

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *