Constructora de Slim invade terrenos, destruye carretera y daña casas de ejidatarios para gasoducto en Chihuahua

México, 5 de marzo 2017 (NOTIGODÍNEZ).- La empresa Carso Infraestructura y Construcción S.A. (CICSA), propiedad del magnate Carlos Slim Helú, invadió terrenos, destruyó parte de una vía carretera y dañó propiedades de ejidatarios de Samalayuca, en Ciudad Juárez, Chihuahua, por las obras de construcción de un gasoducto para Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De acuerdo con el diario La Jornada, los afectados protestaron ayer sábado en las vías de ferrocarril que conduce a su poblado, impidiendo la descarga de tubos a usarse en la obra que atravesará sus ejidos.

Los inconformes denunciaron que ninguna “autoridad” les avisó de la construcción del gasoducto, mismo que traerá muchas afectaciones a los habitantes.

Desde la noche del viernes, campesinos de la zona detectaron la descarga de los tubos y otros materiales del gasoducto, por lo que se manifestaron pacíficamente para detener los trabajos y denunciar que ese tipo de obras causan muchos problemas a las comunidades, emprezando porque no se les consultó para ocupar sus terrenos y la empresa ya actúa —para no variar— “como si fueran suyos”.

Citado por La Jornada, el líder de los ejidatarios inconformes, José Luis Rodríguez Chávez, señaló que la constructora de Slim ya destruyó parte de la carretera Janos-Monte Verde y ha afectado las propiedades de vecinos de la zona.

Asimismo, acusó que CICSA no tiene autorización para hacer trabajos sobre terrenos de este tipo, pues hasta el momento no ha mostrado ningún documento oficial emitido por la “autoridad” estatal. En tal sentido, alertó que tampoco hay supervisión por parte del gobierno del panista Javier Corral.

Elementos de la Fiscalía General del Estado, policías federales y municipales fueron enviados a “dialogar” con los ejidatarios para convencerlos de permitir la descarga del material. Hasta el momento se desconoce la situacion de las “negociaciones”.

La Jornada detalló que el gasoducto cuya longitud asciende a 528 kilómetros, desde Samalayuca hasta Sonora, con diámetro de 36 pulgadas, tendrá un costo de 916 MILLONES DE PESOS para beneficio de Carlos Slim.

En su portal digital, CFE asegura que lo requiere para transportar gas natural de Waha, Texas, con el que abastecerá a sus centrales en Chihuahua, enriqueciendo en el proceso a las exportadoras estadounidenses.

No es la primera vez que las empresas de Carlos Slim cometen todo tipo de abusos y atropellos. En marzo de 2015, por ejemplo, la minera María operada por la empresa Frisco, propiedad de Slim, derramó 180 metros cúbicos de solución gastada de cobre en un arroyo de la comunidad de Cananea, en Sonora. En su momento, la empresa no sólo actuó tardíamente para solucionar el problema, sino que acusó a los dueños de los predios por el desastre.

A través de las mineras de Frisco, Slim se enriquece obscenamente saqueado oro, plata, cobre y otros metales de nuestro país.

Con información de La Jornada

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *