«Políticos» y «funcionarios» están involucrados en el negocio del tráfico de órganos de migrantes: Padre Solalinde

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 7 de julio 2015 (NOTIGODÍNEZ).- El sacerdote católico y defensor de derechos humanos Alejandro Solalinde Guerra, denunció que el tráfico de órganos es un «negocio» que involucra tanto a cárteles del narcotráfico, como a políticos, funcionarios y hasta médicos del Sector Salud, y que los migrantes son las principales víctimas.

En entrevista con la periodista Sanjuana Martínez para el diario La Jornada, Solalinde reveló que la información le fue proporcionada por agentes del Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos, durante su reciente gira por el vecino país del norte.

Los agentes le mostraron fotografías en las que se veían cuerpos mutilados, con el pecho abierto e incisiones quirúrgicas por las que les extrajeron órganos. Los informantes aseguraron que se trataba de jóvenes migrantes. El precio por órgano puede rondar los 150 mil dólares. Se comercializan desde las córneas hasta el corazón, pulmones, riñones, hígado y la piel.

La investigación reveló una red de tráfico de órganos usando a los indocumentados que pasan por México y los que cruzan la frontera norte, en la que están involucrados grupos como el cártel de Los Zetas de Veracruz, «políticos» y «funcionarios» del Sector Salud.

Solalinde señaló que es imposible que los funcionarios no sepan lo que está ocurriendo con los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, porque las clínicas en las que se realizan las extracciones, así como los crematorios para incinerar los cuerpos, están asociadas con el sector salud.

En el «negocio» también estaría involucradas farmacias, laboratorios trasnacionales y clínicas particulares.

«Todo está hecho para el mercado; está la demanda y la oferta. En los hospitales del sector salud reciben listas internacionales de demanda de órganos. Estados Unidos, por supuesto que demanda órganos», señaló.

En cuanto a los médicos que se prestan para realizar las extracciones, Solalinde indicó que la mayoría se ven obligados a formar parte de la red, porque quienes se resisten son asesinados o desaparecidos.

Asimismo, señaló que dado el nivel de complicidad por parte de las «autoridades» que existe en este negocio, con beneficio principalmente para «Los Zetas» –cártel hegemónico en el tráfico de órganos– prácticamente se puede concluir que en México nunca se castigarán estos delitos y que en Estados Unidos sólo el FBI investiga.

«En México podemos perder las esperanzas, aquí no habrá nada, la única respuesta del gobierno es ‘eso no existe’. O si hay algo, dirán ‘que el padre Solalinde lo pruebe’, como si yo fuera la Procuraduría General de la República.

«[Hay] complicidad del sector salud y de otras autoridades, claro que sí. El tráfico irá aumentando, a la par que se incremente la demanda de órganos. Dudo mucho que esto pare», lamentó.

Solalinde consideró que la existencia de este mercado negro de órganos humanos exhibe un grado inédito de deshumanización, consecuencia del actual sistema neoliberal que todo lo pone a la venta sin importar su procedencia. El mercado neoliberal es «despiadado» porque sólo entiende de dinero y no de ética. «Es lo peor, es lo más extremo de la deshumanización; para que esto se dé se necesita quien lo produzca, lo venda y lo compre, hay un vacío de Dios, vacío de ética, moral y humanidad», concluyó.

Con información de La Jornada

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *