A 4 años del peor derrame tóxico causado por Grupo México, Larrea sigue impune y sin resarcir los daños

México, 27 de agosto 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Este mes se cumplieron cuatro años del peor derrame tóxico de la historia en México, clasificado así por el régimen usurpador de Enrique Peña Nieto, y la empresa causante, Grupo México, no ha resarcido los daños y sigue impune.

De acuerdo con el diario La Jornada, la minera propiedad de Germán Larrea Mota Velasco, quien durante las campañas intentó coaccionar el voto de sus empleados contra el cambio de régimen, incumplió con el compromiso de entregar 36 plantas potabilizadoras para abastecer de agua limpia a los afectados con el derrame de 40 millones de litros de ácidos tóxicos a los ríos Sonora y Bacanuchi, proveniente de la mina Buena Vista del Cobre, en Cananea.

Según el citado medio, el consorcio de Larrea instaló sólo tres purificadoras y de ellas ninguna sirve, por lo que los habitantes de ocho municipios enfrentan graves problemas de abasto de agua potable y las afectaciones derivadas de la falta del vital líquido.

La primera planta se instaló en Bacanuchi, poco después del derrame, pero sólo funcionó dos meses debido a que Grupo México se negó a cubrir los costos de operación, mientras que los vecinos no pudieron pagar los 800 pesos diarios requeridos en la compra de diésel y otro insumos. Por su parte, el “gobierno” municipal se deslindó y no aportó ni un solo centavo.

Las otras dos plantas se habilitaron en los municipios de San Felipe y Mazocahui, pero de igual manera están paradas debido a que no hay recursos para el pago de los insumos necesarios para la operación y nadie se responsabiliza por estos gastos.

Cabe recordar que el delegado local de la “Secretaría de Gobernación”, Wenceslao Cota Montoya, intervino para reducir de 36 a 9 el número de plantas potabilizadoras a habilitarse en la región tras el derrame, argumentando que, según “estudios”, sólo 9 eran suficienes para garantizar el abasto de agua potable en la zona.

A la fecha, al menos 381 vecinos de los poblados afectados por el derrame siguen registrando altos niveles de metales pesados en su sangre, entre ellos cobre, aluminio, arsénico, magnesio, plomo, manganeso y cadmio.

Al respecto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante su visitador Baskut Tuncak, denunció que el incumplimiento de Grupo México comporta una violación contra los derechos humanos de los lugareños, pues no disponen de agua de calidad para sus necesidades básicas.

Opinión:

Germán Larrea Mota Velasco, otro más de los bárbaros y ruines delincuentes que se han enriquecido monstruosamente saqueando a la nación y destruyéndola en el proceso. Sus delitos van desde el ecocidio hasta la muerte de trabajadores por negligencia de su empresa criminal, manteniéndose impune en todos los casos e intocable en sus operaciones de saqueo. Pero como siempre en el teatro del absurdo y la impunidad llamado México, la “justicia expedita” es para los raterillos de poca monta, los explotados, los de abajo, los ladronzuelos de “chocorroles”, exhibidos en medios como los grandes trofeos de la farsa de “justicia”, mientras monstruos como Germán Larrea andan libres risa y risa acabando con el país.

Con información de La Jornada

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *