Accionistas de Estados Unidos sacarán tajada «redentora» por corruptelas billonarias de Walmart en México

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

Reuters

Wal-Mart Stores Inc deberá enfrentar una demanda de accionistas estadounidenses que la acusan de esconder supuestos hechos de corrupción en sus operaciones mexicanas, dijo una jueza federal.

La jueza federal magistrada Erin Setser en Fayetteville, Arkansas recomendó el jueves negar una solicitud de Wal-Mart para que fuera descartada la demanda, liderada por un fondo de pensión con sede en Michigan contra la mayor minorista del mundo y su ex presidente ejecutivo Mike Duke.

Setser dijo que los demandantes habían alegado con suficiencia que Wal-Mart engañó de forma sustancial a los inversores al no revelar que la compañía tenía conocimiento de supuestos sobornos involucrando a su unidad Walmart de México incluso desde 2005, y que había realizado una investigación del asunto en 2005 y 2006.

La jueza dijo también que se debería permitir a los demandantes impulsar afirmaciones de que Wal-Mart debería haber sido clara en una presentación ante reguladores de fines de 2011, poco después de conocer que The New York Times investigaba la supuesta corrupción.

Un portavoz de Wal-Mart no respondió inmediatamente un pedido para que comentara. La firma tiene su sede en Bentonville, Arkansas.

El precio de las acciones de la firma, que normalmente no es muy volátil, cayó 8.2% en los tres días después de que el Times reportó sobre su investigación el 22 de abril de 2012, eliminando valor de mercado por alrededor de 17,000 millones de dólares.

Más tarde, aquella cobertura del New York Times ganó un premio Pulitzer.

Los demandantes, liderados por el sistema de retiro de empleados City of Pontiac, denunció que Duke y otros ejecutivos de Wal-Mart se enteraron en el 2005 que la unidad Walmart México podría haber estado sobornando a funcionarios locales para acelerar la apertura de tiendas, pero no investigaron el asunto adecuadamente en el 2005 y el 2006.

Afirman que Wal-Mart debería haber informado del tema en el reporte de resultados trimestrales presentado el 8 de diciembre de 2011, poco después de conocer el contenido de la investigación del New York Times.

En lugar de ello, señalaron que el reporte, conocido como 10-Q, fue una «falsa demostración de vigilancia y virtud» que hacía parecer que la compañía se enteró de las denuncias de corrupción en el 2011, las abordó de manera apropiada e informó de la situación al Departamento de Justicia y la Comisión de Valores y Seguros de Estados Unidos.

Setser dijo que en vista de los últimos acontecimientos, un inversor habría considerado de forma lógica que los eventos del 2005 y 2006 eran significativos. En la evidencia se incluía un correo electrónico del 15 de abril de 2005 a Duke, que por entonces era jefe de las operaciones internacionales de Wal-Mart, en el que el abogado jefe de la compañía detallaba el caso de corrupción.

«El demandante tiene argumentos suficientes para decir que el demandado sabía de la omisión en el 10-Q de diciembre del 2011 en cuanto a la revelación del 2005 de la supuesta corrupción y que la investigación del acusado del 2005 y 2006 era sustancialmente engañosa», escribió Setser.

Wal-Mart está siendo investigada por funcionarios estadounidenses y mexicanos en torno a las acusaciones de sobornos. Las autoridades también intentan determinar si la compañía con sede en Arkansas violó la ley estadounidense de prácticas corruptas en el extranjero.

El Congreso de Estados Unidos también indagó el tema.

Fuente

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *