BP, causante del peor ecocidio de la historia, abre gasolinera en México y va por mil 500 más, cortesía Peña

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 9 de marzo 2017 (NOTIGODÍNEZ).- La trasnacional British Petroleum (BP P.L.C.) arrancó su invasión en el mercado gasolinero nacional, inaugurando hoy su primera estación de gasolina en nuestro país.

De acuerdo con el diario El Economista, citando información de la agencia Notimex, la trasnacional anunció que planea instalar por lo menos mil 500 gasolineras en los próximos cinco años, aprovechando las facilidades de la contrarreforma energética impuesta en 2013 por el régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto.

En el acto de inauguración realizado en el Museo del Cárcamo de Dolores ubicado en el Bosque de Chapultepec, Álvaro Granada, director general de BP México, confirmó que la primera estación de la empresa ecocida estará ubicada en el fraccionamiento residencial conocido como Ciudad Satélite, municipio de Naucalpan, Estado de México.

Dicha estación venderá solamente gasolinas regular y premium, y ni siquiera ofrecerá precios más bajos —como prometió Peña al anunciar la apertura del mercado a particulares—, pues adelantó que se apegará a los precios que determine el régimen usurpador a través de la «comisión reguladora de energía» (CRE).

Desde luego, «funcionarios» del espuriato peñista estuvieron presentes en el acto realizado con bombo y platillo, para lisonjear y alabar a la trasnacional causante del peor desastre petrolero en la historia.

«El ingreso de British Petroleum marca un hito en el país, pues los mexicanos tendremos posibilidad de comprar gasolinas de una de las marcas mas importantes del mundo», aduló el priista Pedro Joaquín Coldwell, usurpador de la «secretaría de energía» y, él mismo, empresario gasolinero propietario de estaciones al sur del país.

Suman ya ocho marcas de empresas privadas, según el sujeto, que han comenzado a invadir nuestro territorio para enriquecerse vendiendo gasolina.

El 20 de abril de 2010, la plataforma coreana Deep Water Horizon, operada en ese momento por British Petroleum, explotó y se hundió derramando 5 millones de barriles de petróleo crudo en el Golfo de México.

Dicho accidente es considerado el mayor desastre petrolero de la historia, pues hasta la fecha se desconoce la cantidad exacta de hidrocarburo que se sigue filtrando por las campanas contenedoras de la trasnacional inglesa.

El derrame ha causado daños incalculables al ecosistema de la región, con la aparición de tortugas, delfines, aves marinas y otras especies muertas o dañadas. También se observaron efectos perjudiciales en los trabajadores marinos que participaron en las labores de limpieza.

BP sólo fue multada por este desastre —negándose a concluir el pago— y en la actualidad sigue operando en las más absoluta impunidad, saqueando y derramando petróleo en otras regiones del mundo.

Richard Harding, vicepresidente de Desarrollo Comercial y Nuevos negocios de BP, reveló que la empresa lleva operando 45 años en México, a través de su filial Castrol.

En 2015, durante la Ronda Uno de subasta de yacimientos, el régimen usurpador entregó a BP un importante bloque petrolífero en aguas someras del Golfo de México. Se calcula que ese bloque dispone de reservas equivalentes a 19.5 millones de barriles de crudo y 9.2 miles de millones de pies cúbicos de gas.

Con información de El Economista

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *