El nefasto Carlos Salinas de Gortari reaparece y afirma que “estamos en momento maquiavélico”

México, 7 de octubre 2018 (NOTIGODÍNEZ).- El priista Carlos Salinas de Gortari, ex usurpador de la Presidencia en el sexenio 1988-1994, reapareció luego de un par de meses de ausencia mediática para advertir que México se encuentra en un “momento maquiavélico”.

Archienemigo del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de la República, Salinas reanudó sus apariciones públicas en la ponencia “Realismo e idealismo en Maquiavelo”, que se realizó ayer en el Instituto Mexicano para la Justicia (IMJUS).

Ahí, Salinas afirmó que a 500 años de la primera publicación de “El Príncipe”, del filosofo italiano Nicolás Maquiavelo, se puede decir que “muchos gobernantes y políticos han leído esa obra, pero pocos la han entendido”.

“Estamos en un momento maquiavélico, porque la República está ante un gran riesgo, el de renacer o el de desaparecer”, sentenció en clara alusión al cambio de gobierno que, se supone, ocurrirá a partir del 1 de diciembre, con la asunción del tasbqueño.

Asumiéndose como un experto en filosofía y ciencia política, Salinas afirmó que “el riesgo es alto para la República si las circunstancias cambian y el gobernante no cambia su forma de proceder, porque las Repúblicas también perecen”.

“Lo más difícil para un gobernante es cambiar su actuar ante un fenómeno inesperado”, sentenció pretenciosamente. “Quien se prepara para gobernar tiene que prepararse para el golpe inesperado, para el cambio inesperado”, siguió.

Carlos Salinas de Gortari usurpó la Presidencia en 1988, robándole el triunfo al candidato de las izquierdas, Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano -hijo del general Lázaro Cárdenas del Río-, a través de un fraude electoral descarado.

Desde la presidencia que usurpó, Salinas impulsó feroces políticas neoliberales y el nefasto Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá, a la fecha muy lesivo para el campo e industria mexicanos.

También llevó a cabo privatizaciones a gran escala de empresas del sector público y bienes de la nación, entre ellas Teléfonos de México (Telmex), los ejidos -protegidos en la Constitución por su importancia en el desarrollo del campo mexicano- y la banca, desatando un grave deterioro económico que desembocó en el famoso “error de diciembre”.

Asimismo, fue un sanguinario persecutor de la oposición, particularmente de los primeros integrantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) fundado por Cárdenas tras el fraude. Se calcula que durante su sexenio, unos 600 perredistas fueron asesinados.

Eterno opositor a López Obrador, Salinas reaparició en julio pasado para felicitar al tabasqueño y aseguró que lo apoyaría “por el bien de México”. En respuesta, López agradeció la felicitación pero reiteró que cancelaría las megapeniones vitalicias de los ex “presidentes”, entre ellos Carlos Salinas.

Con información de El Financiero

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *