“Irresponsable adelantar o descartar gasolinazo en 2018”: ONEXPO; TRADUCCIÓN: SÍ HABRÁ GASOLINAZO EN 2018

México, 17 de noviembre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Luego de que empresarios gasolineros adelantaran un nuevo incremento a los combustibles en 2018, tanto Petróleos Mexicanos (Pemex), cuya dirección usurpa un concuño de Carlos Salinas de Gortari, como la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), salieron al paso para tratar de calmar los ánimos y evitar una posible oleada de protestas como la ocurrida a principios de este año, desatada tras la aplicación de un fuerte incremento a los gasoprecios.

El pasado miércoles 15 de noviembre, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) estimó que desde el primer minuto de 2018, la gasolina Magna podría alcanzar los 20 pesos por litro, mientras que el precio de cada litro de Premium ascendería a 23 pesos. Esto pese a que, para entonces, los precios ya habrían quedado liberalizados al mercado y, por tanto, tendrían que bajar.

Tal como lo hemos denunciado en este medio altearnativo, la Amegas detalló que la liberalización no garantiza precios más bajos debido a la inflación, la devaluación del peso y, sobre todo, los altos impuestos que cobra el régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto.

En tal sentido, José Antonio González Anaya, usurpador de la dirección de Pemex, se apresuró a negar categóricamente que en 2018 vaya a aplicarse un nuevo gasolinazo, asegurando que los precios se mantendrían aproximadamente en el nivel actual.

Por su parte, la Onexpo prefirió calificar de “irresponsable” cualquier adelanto sobre lo que podría suceder en 2018 respecto de los gasoprecios, limitándose a lisonjear el adelanto en la liberalización al mercado sin asegurar ni descartar que pudiera darse un nuevo incremento el año entrante.

Todo esto recuerda a los “desmentidos, dimes y diretes” luego de la aprobación de la miscelánea fiscal 2016, en la que se incluyeron aumentos al Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS) que se cobra de manera oculta en el precio de venta de los combustibles. Eventualmente, dicho incremento -negado una y otra vez por los “diputados” responsables de aprobarlo- provocó un alza en los precios de la gasolina que, de igual manera, el régimen aseguró una y otra vez que no ocurriría

En menos de un año, el precio de la gasolina Magna se ha incrementado 20 por ciento. En octubre de este año alcanzó un precio máximo de 16.68 pesos, una diferencia de más de tres pesos respecto del precio en diciembre de 2016, cuando costaba 13.98 pesos por litro.

Por tanto, frente a la ambigüedad en las declaraciones de los empresarios -principales beneficiados con la liberalización de los precios-, los mexicanos deben esperar un nuevo incremento para 2018, probablemente no inmediato ni tan alto, pero paulatino como ha venido haciendo el régimen usurpador desde enero de 2017.

Entendamos también que con la “liberalización de los precios al mercado”, serán los empresarios quienes finalmente cobrarán lo que les venga en gana -enriqueciéndose más en el proceso- por los combustibles que antes los mexicanos producían por sí mismos, a bajo costo.

Con información de La Jornada

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *