La actitud heroica del pueblo mexicano demuestra que podemos, auténticamente, SALVAR A MÉXICO

“8

Para los que ayudaron, gratitud eterna, homenaje.
Cómo olvidar -joven desconocida, muchacho anónimo,
anciano jubilado, madre de todos, héroes sin nombre-
que ustedes fueron desde el primer minuto de espanto
a detener la muerte con la sangre
de sus manos y de sus lágrimas;
con la certeza
de que el otro soy yo, yo soy el otro,
y tu dolor, mi prójimo lejano,
es mi más hondo sufrimiento.

Para todos ustedes acción de gracias perenne.
Porque si el mundo no se vino abajo
en su integridad sobre México
fue porque lo asumieron
en sus espaldas ustedes,
héroes plurales, honor del género humano,
único orgullo
de cuanto sigue en pie sólo por ustedes.

9

Reciba en cambio el odio,
también eterno, el ladrón,
el saqueador, el impasible, el despótico,
el que se preocupó de su oro y no de su gente,
el que cobró por rescatar cuerpos,
el que reunió fortunas de quince mil millones de escombros
donde resonarán perpetuamente los gritos
de quince mil millones de muertos.
Que para siempre escuche el grito de los muertos
el que se enriqueció traficando
con materiales deleznables,
permisos fraudulentos de construcción,
reparaciones bien cobradas y nunca hechas.
Cubra la sangre el rostro del ladrón,
jamás encuentre reposo,
la asfixia sea su noche,
su vida el peso conjunto
de todas las paredes arrasadas.”

-José Emilio Pacheco, Las ruinas de México.

Los terremotos y la eliminación del financiamiento público a partidos

Por Comandante Haza
(@Poesia_y_Versos)

Más visible se hizo la brecha que existe entre la burguesía y su desgobierno criminal con el pueblo tras los terremotos sufridos en el país en las últimas semanas.

Mientras el pueblo ayuda incondicionalmente, se muestra al que tiene nada dándolo todo, en una honorable iluminación que muestra al mundo y al mismo pueblo mexicano su descomunal trabajo y solidaridad, la burguesía y su desgobierno criminal se aprovechan de la tragedia de la manera más depravada y perversa, explotando el dolor y luto para hacer negocios con vista a deducirse impuestos, aumentar sus raitings o auto-promoverse.

En vista a las elecciones que se llevarán a cabo en el 2018, donde los partidos recibirán alrededor de 12 mil millones, y más el presupuesto al “gasto operativo” del “Instituto Nacional Electoral” (INE) y el “Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación” (TEPJF) rebasará los 22 millones de pesos, hubo peticiones, en buena fe, por parte de la sociedad para eliminar el financiamiento público a los partidos y destinarlo para las víctimas de la terrible tragedia.

El partido MORENA, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, desde el principio, es decir, desde que ocurrieron los terremotos al sur del país, escuchó las peticiones y propuso que se destinara parte del presupuesto para la ayuda de damnificados. El partido recibió por parte de sus rivales una campaña negra en su contra por tal propuesta, donde los tildaron de “populistas” y utilizar la tragedia para sus bienes electorales.

Sin embargo, tras el sismo sufrido el 19 de septiembre y la intensificación de las peticiones, los demás partidos fingieron un súbito ataque de amnesia y saltaron uno tras otro en búsqueda de la auto-promoción, pintando tal propuesta como propia. El partido “Movimiento Ciudadano” (MC), que forma una alianza con el PAN y PRD para la permanencia del devastador sistema criminal, declaró que renunciaría al 100% del financiamiento público a su partido. El PRI, por su parte, declaró que formalizará este lunes ante el INE la renuncia al 100% del financiamiento público. Asimismo López Obrador publicó un video donde acordaba la renuncia al 100% del presupuesto público, sugiriendo que se suspenda el presupuesto y anunciando que se mandará una iniciativa al “Congreso” para quitar el financiamiento público a los partidos con inclusión de eliminar pensiones a ex-presidentes, reducción del sueldo de altos funcionarios públicos a la mitad y más medidas de austeridad.

Con la actitud heroica del pueblo mexicano también se visibiliza más que el pueblo se merece un sistema humanista que se centre en armonía y solidaridad. Silenciadas quedan las voces que en plena ingenuidad pierden de vista que el pueblo es víctima de la maquinaria de opresión y adoctrinamiento basado en desinformación, impuesta por la clase explotadora. Y el pueblo, como hemos visto tras estas tragedias, sólo puede salvar al pueblo.

Se requiere entonces una rebelión para tumbar el sistema, con el principio básico de eliminar la podredumbre inhumana desde raíz y evitar la inutilidad de luchar dentro de un sistema meticulosamente planeado para la explotación, un sistema que incluso esconde, detrás de lo reaccionario que suena bonito, medidas antisociales que agravan la situación ya precaria del pueblo.

Tales medidas que suenan lindas pero conllevan un grave retroceso se ejemplifica en la eliminación del financiamiento público en partidos. La eliminación del 100% de financiamiento público deja la apertura al 100% de financiamiento privado, y esto significa una tendencia a políticas de interés privado, lo cual deja al pueblo aún más marginado.

No es necesario ver más allá de nuestro vecino, EUA, para ver cómo las campañas son financiadas con dinero privado, cómo está marginada la influencia de la población en su primitiva y falsa democracia, y cómo está dominada su política por corporaciones que dictan las líneas del desgobierno. Una similitud con el sistema electoral estadounidense sería un revés para el ya falso y corrupto sistema electoral mexicano.

Corporaciones nacionales y transnacionales, así como el narco, tendrán puerta abierta para financiar y así influir más en la política mexicana, exigiendo a partidos cambios del sistema a cambio de dinero; cambios que irán injustamente a empeorar la vida del pueblo mexicano.

Si de por sí la influencia egoísta es evidente en este régimen podrido, la podredumbre se acelerará con esta medida. Si se auspiciaba un fraude en las elecciones del 2018, ahora se debe de auspiciar el doble.

No olvidemos que en las elecciones del 2012, gracias en grandísima parte a la ilegal financiación privada (por ejemplo, por parte de Soriana), se realizó una sistemática campaña de engaño, se compraron masiva cantidad de votos y el asesino Enrique Peña Nieto llegó a usurpar la presidencia.

Cabe decir que la presión para el subsidio a las víctimas de la tragedia debe ser hacia el “Gobierno Federal”, responsable, y hacia la eliminación de condonación de impuestos, responsabilidad también de ellos. Desde la usurpación de Enrique Peña Nieto, el pueblo mexicano paga alrededor del 100% más de impuestos, y esos 16 burgueses que concentran 143 mil millones de dólares en México, no pagan impuestos. Concentrarse solamente en el financiamiento público a partidos es como concentrarse en la migaja al lado del pastel.

Asimismo la medida linda pero antisocial como la del bien visto pero siervo de burgueses, Pedro Kumamoto, de “Sin voto no hay dinero” empeora el sistema electoral al crear mayor tendencia al financiamiento sucio y castiga las representaciones más limpias o minoritarias. Es decir, el PRI, PAN, PRD, PVEM, etcétera, que ya reciben dinero sucio, buscarán mayor financiamiento de la oligarquía y el narco y, por consecuencia, no perderán poder en su compra e influencia por el voto; por otro lado, los demás partidos perderán poder o tendrán que buscar las mismas medidas corruptas que sus contrapartes.

Por otra parte, los llamados “independientes”, siendo Gerardo Fernández Noroña la excepción de la regla, son financiados y representan vínculos directos de la burguesía que, como se ha evidenciado claramente, no son independientes de ideologías antisociales de derecha y continúan con la misma praxis.

Es un error de la izquierda mexicana, que apuesta por la permanencia del sistema e intenta modificarlo por dentro, haber promovido y aceptado la eliminación del financiamiento público. Sí, eliminarla por completo es una demagogia. Queda en duda uno si hubo una reflexión en sus bases al respecto. Con esto han agravado su posición; los que han amasado la riqueza del pueblo por medio de la explotación, están en contra de ellos y utilizarán sus enormes recursos en intentar frenarlos.

Con un punto de vista dentro del sistema, se necesita financiamiento público moderado, una prohibición absoluta en el financiamiento del sector privado para evitar influencias, infraestructura que mejore la metodología, auditorías, operación y conteo supervisado por medio de la ciudadanía,…

En fin, por este medio seguiremos proponiendo la eliminación del sistema por medio de una rebelión del pueblo porque este vil sistema procrea y seguirá procreando explotación, parásitos y sufrimiento.

Sin más, y cada vez con menos, uno te rinde homenaje, mexicano.

Comandante Haza. México, 25 de septiembre 2017.
(@Poesia_y_Versos)

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *