César Camacho sí reconoció la existencia del fondo de CORRUPCIÓN utilizado discrecionalmente por los «diputados»

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 15 de noviembre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- El pasado 28 de septiembre, César Camacho Quiroz, coordinador de la banda priista en la «Cámara de Diputados», confirmó que sí existe un fondo irregular de más de 10 MIL MILLONES DE PESOS utilizado discrecionalmente por los «diputados» de todos los partidos.

Aquel día, Camacho ofreció integrar los recursos de ese fondo a la bolsa inicial de reconstrucción propuesta por el régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, para atender la emergencia por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Sin embargo, el llamado «fondo de moches» ha sido denunciado por su asignación y utilización irregular por parte de los «diputados», ya que ni siquiera está contemplado dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

En tal sentido, Ariel Juárez Rodríguez, «diputado» de la fracción del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), calificó desde la tribuna parlamentaria a Camacho como «corrupto» durante la sesión del 11 de noviembre pasado, en la que se discutía la aprobación del PEF 2018.

«Inclusive, el corrupto de César Camacho Quiroz reconoce que hay diez mil millones de pesos de fondo inexistente para poder comprarles a ustedes la conciencia, para poder pagarles a ustedes sus campañas políticas”, lanzó Juárez desde la tribuna, desatando la ira de los priistas.

Fue entonces cuando seis féminas integrantes de esa banda criminal profirieron toda clase de insultos contra su contraparte morenista, incluyendo el tradicional grito homofóbico que suele escucharse en los estadios de futbol en México, y que esta semana generó controversia en las redes sociales.

En efecto, pareciera que el exabrupto de las priistas, ciertamente indignante, fue magnificado por los medios para ocultar la denuncia de Juárez Rodríguez, quien tuvo razón en señalar a Camacho como corrupto.

El llamado «fondo de moches» fue eliminado desde 2015 del presupuesto debido a que facilitaba el robo de recursos por parte de los «diputados». Pese a ello, estos sujetos han seguido disponiendo a su antojo del dinero de todos los mexicanos.

Dicho fondo, negociado discrecionalmente por los usurpadores del congreso con el pretexto de financiar «obras de pavimentación e infraestructura municipal», se administra sin reglas ni criterios de asignación de los recursos.

Los montos se distribuyen por negociación entre las bancadas. Posteriormente, cada «diputado» decide cuánto entregar a sus distritos a cambio de una comisión. Justamente ese dinero fue el que ofreció César Camacho para adornarse y pararse el cuello en medio de la emergencia por los sismos.

Los recursos del «fondo de moches» se ejercen en la más absoluta opacidad. El destino final del dinero se desconoce. Fue hasta 2014 cuando se destapó el escándalo de los «moches» protagonizados principalmente por «diputados» del PAN, que entregaban los recursos a cambio de una tajada.

¿Para qué se usan esos recursos realmente? Financiamiento de campañas, compra de votos y demás corruptelas. Esa es la denuncia de fondo que pasó desapercibida gracias a las mañosas priistas asquerosas y a los «medios» cómplices de la desinformación.

Con información de Reforma

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *