“Ley de Seguridad Interior” = FRAUDE DEL 2018 A PUNTA DE PISTOLA

Por Comandante Haza
(@Poesia_y_Versos)

Honduras acaba de ser escenario de un fraude electoral en elecciones presidenciales para favorecer al presidente Juan Orlando Hernández con complicidad de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Estados Unidos de América (EUA), mismo país que orquestó en conjunto el Golpe de Estado en Honduras en 2009.

Tanto en el Golpe de Estado del 2009 como en el fraude electoral de este año, con votación librada el 26 de noviembre, el desgobierno hondureño declaró un estado de sitio, suspendiendo así las garantías individuales de los ciudadanos. Con el estado de sitio el desgobierno se concedió facultades especiales con el objetivo de poder sofocar, reprimir y asesinar a quienes osasen a luchar y manifestarse en contra.

Honduras es laboratorio de lo que pasará en México si se aprueba y pone en efecto la “Ley de Seguridad Interior” que legitima la militarización del país y concede facultades para declarar un estado de sitio.

No sólo esto va en congruencia con las intenciones del poder en turno y todo el séquito político de las élites neoliberales, va también con el plan de EUA en Latinoamérica. Por ejemplo, el Golpe de Estado perpetuado en Brasil donde usurpa la presidencia Michel Temer, un informante de la CIA. En pocas palabras, a EUA le conviene que continúe en el poder un desgobierno títere y malinchista.

Esta “Ley de Seguridad Interior”, entonces, comprueba que la militarización que hemos vivido en México, y ha dejado al país siendo el segundo más violento del mundo, es ilegal y da facultad para proteger a punta de pistola el fraude del 2018 en complicidad de los interesados.

La ley fue aprobada en la “Cámara de Diputados” y ha pasado al “Senado de la República” donde se decidirá si avanza la ley.

No le importa a los parásitos que la ley, aunque sea aprobada, rompe el marco constitucional, es decir, es inconstitucional.

No es posible que pueda ganar el PRI o la unión de los débiles (PAN-PRD-MC) en las elecciones presidenciales del 2018. El hartazgo actual de la gente es palpable y no existe táctica de manipulación (es decir, métodos de fraude “legales”) suficientemente fuerte para enajenar a la población a votar por los mismos que han traído miseria por décadas. El fraude es su única vía.

La aprobación de esta ley golpista ha sido recibida con fuerte crítica de organizaciones nacionales e internacionales y por un grueso importante de la población consciente de ella. Las bases del partido Morena ven el absoluto peligro que existe en caso de que se ponga en efecto. Sin embargo, Andrés Manuel López Obrador ha comentado acerca de la ley con una actitud reprobablemente débil.

Cabe señalar que la Ley de estado de sitio está contemplada en el Proyecto 18 de Morena. Además en el proyecto proponen poner en efecto la Guardia Nacional y llenarla con puro cuerpo castrense, lo cual significaría una maña para legitimar la militarización del país.

Andrés Manuel López Obrador actualmente está más interesado en conceder amnistías a los capos del narcotráfico y el Estado y economías neoliberales para que no le cometan fraude en el 2018. Un porcentaje importante en Morena permanece acrítico ante tal derechización que ha ocurrido desde que se implementó la táctica “incluyente” del partido.

Debe ser irrelevante que López Obrador no responde bien a las críticas constructivas o que ingenuamente apuesta sólo al voto del 2018. Sí, es ingenuo porque teniendo el poder de convocatoria más grande del país no la ejerce y porque ya ha mitigado anteriormente movimientos sociales como los surgidos tras el mega-gasolinazo. Sin embargo, son las bases acríticas las que hacen más daño pues las bases son el músculo que debe ser ejercido para forzar los cambios necesarios que no sean, como lo han sido, sentencias de una evolución directamente negativa para las clases bajas. ¿Dónde está una administración democrática de abajo para arriba?

La ley no se debe negociar ni modificar, se debe tumbar. Está absolutamente comprobado que la militarización del país es antisocial, produce violencia y degradación.

Son las bases, es el pueblo unido el que debe de apostar por otras formas de lucha y manifestarse para exigir que esta ley no pase.

Existe una convocatoria para asistir mañana 5 de diciembre a las 8:00 a.m. afuera del “Senado de la República” para manifestarse contra la “Ley de Seguridad Interior”. Quien pueda asistir debe hacerlo para frenar esta ley que pretende reprimir, matar y someter al pueblo.

Comandante Haza. México, 4 de diciembre 2017.
(@Poesia_y_Versos)

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *