Mafia priista de los Hank González se convierte en el segundo grupo bancario más grande de México, detrás de BBVA

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 26 de octubre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Ahí tienen los grandes resultados de las privatizaciones, el rescate bancario, las contrarreformas, los fraudes y casi 100 años de dictadura pri(an)ista: riqueza obscena para los peores delincuentes de México. Y ustedes no sólo generan esa riqueza, sino que la entregan voluntariamente a los criminales.

De acuerdo con la agencia Proceso, los bancos saqueadores -pleonasmo- Interacciones y Banorte anunciaron ayer su fusión ante la Bolsa Mexicana de Valores. Así, la familia Hank Rhon-González, heredera del fundador del Grupo Atlacomulco, Carlos Hank González, se convierte en la mafia de banqueros más grande de México sólo por detrás de Bancomer, propiedad del grupo español Banco Bilbao-Vizcaya.

Proceso detalló que, con esta fusión, Grupo Financiero Interacciones (GFInter), saqueador de erarios estatales y municipales a través de créditos, recibirá 13 mil 700 millones de pesos y 109.73 millones de acciones de Grupo Financiero Banorte (GFNorte).

Carlos Hank Rhon, hijo del mencionado priista de Atlacomulco, preside actualmente GFInter. Hasta 2014 su hijo, Carlos Hank González, ocupó el cargo de director general de Interacciones. Fue en octubre de aquel año cuando anunció su salida de GFInter para integrarse al consejo de administración de Banorte. Se especuló entonces que el movimiento formaba parte del plan de ambos bancos para fusionarse.

En 2015, durante las investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos por lavado de dinero contra Citigroup -propietario en México de Citibanamex-, el nombre de Carlos Hank Rhon salió a relucir involucrado en cuentas de sus empresas que participaron en los ilícitos. También ha sido señalado por evasión de impuestos a través de paraísos fiscales y otros bancos trasnacionales con beneficio para Grupo Hermes, emporio gigantesco creado igualmente por el fundador del Grupo Atlacomulco.

Debido a estos y otros escándalos, Carlos Hank Rhon ha reculado a las sombras para dejar que su hijo Carlos Hank González sea la careta de los negocios de la familia. Además de banqueros, la mafia Hank Rhon-González tiene intereses en los sectores de energía, infraestructura, transporte, turismo y alimentación. Sobra decir que las contrarreformas impulsadas desde 1988 a la fecha, han enriquecido a esta mafia como nunca en su historia criminal.

Por cierto, Banorte es uno de los bancos más denunciados en México por sus robos, abusos y estafas contra sus «clientes». En mayo de este año, por ejemplo, se reveló que Afore XXI Banorte impidió a trabajadores cambiarse de afore mediante colusión contras tres empresas. ¿La sanción? Una «multa» -mochada legal- pagada con los propios ahorros de los trabajadores y listo. Caso cerrado y a seguir con el saqueo.

En junio pasado, Casa de Bolsa Banorte-Ixe incurrió en fraude contra varios de sus clientes en Monterrey, Nuevo León. La «Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros» (Condusef), usurpada por el mamarracho Mario Dicostanzo, informó que Banorte «devolvió los recursos a los clientes afectados» pero quedó impune.

Desde luego, Banorte ha funcionado como canalizador de recursos a través de tarjetas y monederos electrónicos para la compra de voto en favor del PRI. Durante el pasado «proceso electoral» en el Estado de México, se denunció que Banorte fue el proveedor de las famosas tarjetas «La Efectiva», repartidas masivamente por el desgobierno de Eruviel Ávila y sus esbirros en vísperas del arranque de las campañas.

La relación de crímenes de Banorte y demás bancos en México es larguísima. Baste reiterar que los bancos son los peores rateros del mundo. Toda su riqueza proviene de la usura, el despojo, la especulación y el saqueo. La humanidad se ha dejado embaucar con la falacia de que «los bancos son necesarios» y, a partir de esa mentira, les ha entregado voluntariamente toda la riqueza del planeta. Ahora miles millones de personas alrededor del mundo -tan sólo en México son más de 50 millones- pagan las consecuencias sobreviviendo en la miseria más brutal.

Con información de Proceso

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *