Mientras “diputados y senadores” se dan megabono, régimen anuncia “aumento” raquítico de 8 pesos al salario

México, 21 de noviembre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- El régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, a través de la “Comisión Nacional de Salarios Mínimos” (Conasami), anunció y celebró un aumento raquítico de 8 pesos al salario a partir de diciembre de este año.

El anuncio se da en medio de las negociaciones que sostiene el régimen peñista con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, sobre la continuidad del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Cabe recordar que, como parte de esas “negociaciones”, ambos países norteamericanos han exigido a políticos y empresarios mexicanos mejorar los salarios en nuestro país, con el fin de evitar las migraciones masivas de personas en situación de pobreza derivada, precisamente, de los abusos del propio TLCAN.

De acuerdo con el diario El Economista, la Conasami determinó aumentar cinco pesos al salario mínimo de manera directa, además de adelantar la aplicación del aumento y no esperar hasta enero para su entrada en vigor.

El organismo anunció asimismo la aplicación de un segundo incremento de 3.9 por ciento adicional -3.3 pesos. De esta manera, el salario mínimo pasará de 80.04 pesos a 88.36 pesos a partir de diciembre de este año.

Se trata de un aumento raquítico de 8.36 pesos equivalentes a menos de 250 pesos mensuales, mismo que el asesino de Atenco celebró como un “gran avance hacia un salario digno”.

En un derroche de simulación e hipocresía sin límite, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) calificó este “incremento” como un “avance limitado y de medio camino” para alcanzar la llamada línea de bienestar, calculada en 95.24 pesos diarios de salario según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Sin embargo, los empresarios nacionales y extranjeros son los principales interesados en mantener salarios bajos en nuestro país. De hecho, ante las constantes exigencias de Estados Unidos y Canadá sobre una mejora salarial en México, el empresariado nacional fue el primero en rechazar la posibilidad de aumentar los salarios de los trabajadores. Eso sí, mantienen sus privilegios fiscales y su impunidad en la monstruosa evasión de impuestos que tanto daña las finanzas de la nación.

El “aumento” de ocho pesos al salario mínimo también contrasta con el creciente gasto millonario en sueldos y privilegios de alta burocracia espuria, por ejemplo, los megabonos que “diputados” y “senadores” se asignaron como “despedida” cuando concluya su periodo usurpando las cámaras correspondientes.

En el caso de los usurpadores de San Lázaro, cada uno recibirá UN MILLÓN 155 MIL PESOS en promedio al concluir la “legislatura”, esto es, 577 MILLONES 678 MIL PESOS del dinero de todos los mexicanos.

Por su parte, los “senadores” recibirán 2.4 MILLONES DE PESOS cada uno por concepto de “seguro de separación individuaizado”, del cual el 50 por ciento se paga del “sueldo” de cada senador, mientras que el resto sale del erario. Sin embargo, recordemos que en un régimen usurpador no hay sueldos para quienes ocupan ilegalmente cargos públicos. Se trata de ROBOS del dinero del pueblo, ya que quienes se embolsan esos recursos no tienen legitimidad ni legalidad alguna para hacerlo.

Con información de El Economista

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *