Mireles y el nuevo «show» legitimador, disfrazado de beligerancia, de la televisión abierta

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

Cuando algo sale en los «medios» masivos, particularmente la televisión abierta, puede en automático considerarse falso, manipulado y destinado a servir de una u otra manera a los intereses del régimen en turno. Porque apuntalando a los esbirros en el «gobierno» que impusieron, los poderes fácticos encabezados por el monopolio mediático aseguran su permanencia en el poder.

El doctor Mireles, uno de los personajes del momento en el imaginario caudillista de la «ciudadanía consciente», vuelve a prestarse al teatro embaucador del régimen –por ignorancia, ingenuidad o… ¿deliberadamente?– apareciendo en la televisión abierta para pedir ayuda a los bien informados tele-espectadores y enviar un mensaje a quien lo manda asesinar:

«… que me ayuden a llamarle la atención a Enrique, que no se le olvide que según el artículo 39 de la Constitución, el que manda es el pueblo. El gobierno tiene que obedecer […]. Que no se le olvide a Peña Nieto que no es dueño de México. Que México es de los mexicanos y que él tiene que responder cuando el pueblo lo llama y no lo ha hecho […]. Y que ya no me mande asesinar [..]. Lo único que le pedí, es que escuche a su pueblo.»

El mensaje se trunca ahí, no sabemos si por el propio programa televisivo (aquí no vemos televisión) o por el usuario de Youtube que subió el video.

http://www.youtube.com/watch?v=Zi_mpbvT8kI

¿Que Peña Nieto escuche a su pueblo? El doctor Mireles está mal informado, pues no se enteró que hubo un fraude gigantesco en 2012 para IMPONER en la presidencia al destinatario de su mensaje, o supone ingenuamente que éste va a escucharlo algún día (y a otros tantos que hacen las mismas ridículas exigencias) y entonces olvidará que fue impuesto precisamente para hacer a un lado los intereses de «su pueblo».

La tercera alternativa –muy probable– es que Mireles simula estar denunciando, cuando en realidad legitima a quien está donde está para cumplimentar la agenda neoliberal de sus jefes, cosa que, por cierto, ha llevado a cabo concienzudamente. El propio Mireles reconoce, tal vez sin darse cuenta, que Peña Nieto es un delincuente, un mafioso que lo manda asesinar. Pero necea con exhortarlo a que «escuche a su pueblo».

¿Creerá acaso que el PRI hizo fraude para servir al pueblo desde las instituciones que hoy usurpa, pero se le olvidó y por eso necesita que los mexicanos se lo recuerden?

Esa pregunta es tan estúpida como la víctima que, despojada de sus bienes, exige al ratero que respete las leyes y utilice correctamente las cosas que le robó. De ese modo absurdo proceden quienes exigen a Peña Nieto que escuche al pueblo, que rinda cuentas, que no despilfarre el erario, que respete los derechos humanos y que haga una consulta (de Mitofsky o Milenio) para ver si la ciudadanía está de acuerdo en entregar el petróleo de México a las trasnacionales.

Lo triste es que, detrás de Mireles y otros «líderes de opinión» (que saben perfectamente lo que están haciendo), miles, si no es que millones, van como un gigantesco rebaño berreando en marchas e inundando las redes sociales con las mismas incoherencias.

Así llevamos casi dos años de avance en las políticas neoliberales que al equipo de Peña Nieto le ordenaron implantar desde el primer minuto de la imposición, mientras el «pueblo consciente» se desgañita exigiendo al delincuente que ejerza con legalidad y justicia el poder que se robó. Y al paso que vamos, se van a echar el resto del «sexenio» con la misma cantaleta, hasta que les vuelvan a tomar el pelo en 2018.

Para cuando el pueblo reaccione, si es que sucede, las trasnacionales ya estarán apoltronadas en nuestro terrotorio, con implicaciones legales en el derecho internacional que dificultarán mucho más su expulsión; además, el daño ambiental y el saqueo habrán sido mayúsculos, casi imposibles de revertir.

Aún estamos a tiempo de emprender una lucha inteligente, pacífica y contundente para evitarlo, porque esos millones que hoy berrean pastoreados por los administradores del descontento social, son capaces de mucho más, si despiertan.

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

2 Respuestas

  1. Juan Perez dice:

    JA JA JA JA……..Calmate AMLO , todavia no se le pasa el berrinche a los izquierdosos, a pesar de todo lo que hicieron no pudieron convencer, Mexico es mucho mas grande que un pedazo de ideotas que se creen dueños de la verdad absoluta, les corroe la envidia de como un hombre ha logrado lo que su pejeorate, chillando como puerco y arrastrandose por su charritos, no convence!!!!! es mas si de verdad tuvieran un poquito de algo que nunca se les desarrollo encima de los hombros, correrian a ponerse al servicio del Zapata del siglo XXI este si es un elegido no su mesias tropical de pacotilla, merolico que solo jala a los tarjeteros que venden la poca dignidad que tienen por una torta y refresco, MIreles es un ejemplo para todos los mexicanos de valor y principios en un simbolo de los anhelos de justicia para todos ,,,, pobres, ricos, profesionistas, obreros, campesinos desempleados, mujeres, niños, todos le rinden sus respetos al Dr. Mireles

  2. Humberto Ramos dice:

    Disculpa Juan Perez Pero míreles es una Hormiga a comparación de Obrador digo porque su convocatoria es nacional y la de Míreles es estatal igual Míreles no sabe quien se le arrima ya van muchos traidores disfrazados y no se si sepa o este de acuerdo pero si se que son pristas disfrazados de lideres autodefensas día con día mas gente se une a Morena la cual trae un proyecto y Mireles solo quiere tirar chingasos a defenderce y si se fijan bien es el mismo argumento que traia la Tuta pero cada quien ve las cosas a su modo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *