«¡Nos están rematando a los heridos!»; audio vuelve a confirmar que federales asesinaron a heridos desarmados en Apatzingán

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 25 de enero 2015 (NOTIGODÍNEZ).- Un nuevo audio, presuntamente en poder del diario Reforma, confirmaría por enésima vez que policías federales ejecutaron a civiles heridos durante el «enfrentamiento» del pasado 6 de enero en Apatzingán, Michoacán.

Aunque Reforma no difundió explícitamente el audio, detalla que se trata de una comunicación vía banda civil entre alungos de los participantes en los hechos violentos, reforzando lo que todo mundo sabe: los agentes federales involucrados dispararon a quemarropa contra civiles desarmados y los muertos no fueron abatidos en fuego cruzado, como señala la versión oficial de las «autoridades».

“¡Estaban unos compañeros heridos, y todavía vinieron [policías federales] para rematarlos! ¡Nos están rematando a todos los heridos!”, se escucha gritar a una persona en la grabación, según el citado medio.

“¡Nos están quemando aquí arriba en Constitución! ¡Nos están tirando los güeyes! ¡No dejan de tirar y no traemos más que puros palos, mujeres y niños!”, grita otro sujeto.

Según el Alfredo Castillo Cervantes, alias el «Virrey», entonces Comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán –«cargo» creado inconstitucionalmente por el asesino de Atenco– el «enfrentamiento» que dejó un saldo de nueve personas muertas se desató luego de un desalojo a la alcadía de Apatzingán por parte de elementos del Ejército Mexicano. Posterior al ataque, se informó de al menos 44 detenidos… que días más tarde fueron liberados.

Alrededor de las 3 de la madrugada de aquel sangriento martes, efectivos de Sedena y la Policía Federal conformaron un operativo para desalojar a manifestantes que se hallaban en plantón frente a la Presidencia Municipal de Apatzingán. Una agresión durante el desalojo, según Castillo, generó el enojo de los civiles.

En respuesta, bloquearon la carretera Morelia-Uruapan en su entronque con la autopista Siglo 21 atravesando autobuses y camiones de carga, para impedir la circulación de vehículos.

El sacerdote Gregorio López Gerónimo, conocido como el Padre Goyo, denunció que los participantes en la toma de la Alcaldía de Apatzingán eran integrantes del grupo criminal «Los Viagras».

Al día siguiente, trascendió en medios que policías federales que habían participado en el enfrentamiento ejecutaron extrajudicialmente a por lo menos tres personas cuando ya se habían rendido y tenían las manos en la nuca, según declaraciones de una fuente anónima que atestiguó los hechos, señalando además que las víctimas estaban desarmadas.

“Uno de los ocupantes bajó y se puso de rodillas con las manos en la nuca; dijo que no tenían armas y suplicó a los federales que no dispararan, pero cayó muerto de tres balazos que hasta retumbó cuando se escucharon […] Yo vivo a dos calles de ahí, vi todo, a uno que ya se había rendido le metieron tres balas, pero eran balazonones, pum pum pum, se dobló, eran como unas cuatro camionetas de los azules (policías federales), después unas dos camionetas de los militares llegaron, luego ya no supe qué pasó; me fui por miedo”, narró el informante al diario Reforma.

El testigo, quien dijo ser habitante de Apatzingán, contó al referido medio que salió temprano de su casa a realizar algunas compras y al caminar sobre la avenida Constitución Norte, por la Plaza de la Cultura, presenció la agresión de los policías federales. Poco antes de las 8 de la mañana del 6 de enero, narra el testigo, dos camionetas particulares fueron alcanzadas por los agentes y amagaron a los ocupantes con sus armas de cargo, mientras éstos alzaron las manos desde los vehículos suplicando a los federales que no dispararan.

“Lo que vi no se le puede llamar enfrentamiento porque los civiles no estaban armados; eran civiles que, si acaso, tenían un bat o palos. Una persona se bajó de una camioneta y suplicó a los azules que no dispararan, que no tenían armas. Los civiles nunca dispararon, por eso no es un enfrentamiento […]. Los venían persiguiendo, eran una camioneta gris y una negra y le dieron alcance los federales, cuatro vehículos de los azules, se bajaron y los rodearon. Yo vi todo desde el principio y vi que los civiles nunca tuvieron un arma en sus manos”, abundó la fuente anónima del diario Reforma.

Por su parte, el lider de autodefensas Jorge Vázquez confirmó que las ejecuciones fueron extrajudiciales y que las personas ahí asesinadas eran acarreados de Los Viagras, que no estaban armados y que se habrían vendido por unos cuantos pesos sólo para ser asesinados más tarde por las «fuerzas del Estado».

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *