SIGUE LA PROTECCIÓN A LOZOYA: Ahora INAI oculta su desfalco en Pemex por 275 MDD en compra de planta chatarra

México, 28 de noviembre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- El régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, sigue protegiendo a uno de sus principales colaboradores en la campaña fraudulenta de hace más de cinco años: Emilio Lozoya Austin. No obstante, cuando el momento sea propicio, la cabeza de ese delincuente también podría rodar para seguir “redimiendo” al propio Peña y a los oligarcas criminales que fraguaron y se han beneficiado de su imposición. Son ellos quienes deben caer primero y sólo el pueblo puede materializar esa necesaria justicia, a través de una reacción no violenta pero enérgica.

De acuerdo con el diario Reforma, los detalles de la compra de una planta inservible por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) en 2013, cuando Lozoya usurpaba la dirección de la entonces paraestatal, quedarán en secreto.

En febrero de este año, el citado medio había revelado que Pemex, bajo el mando de Lozoya, gastó 275 MILLONES DE DÓLARES en la planta Agro Nitrogenados, una fábrica de urea cuyas instalaciones y maquinaria tenían 30 años de antigüedad y 14 de inactividad.

Reforma descubrió que la fábrica en realidad era inservible y que, después de la compra, nunca se utilizó, por lo que los 275 millones de dólares erogados simplemente fueron despilfarrados en chatarra.

Posteriormente, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ratificó la compra de la planta inservible a través de Pro Agro Industria S.A. de C.V., filial de Pemex.

La semana pasada, el pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI) determinó que en esa compra “no se usó dinero público” y que, por tanto, la información relacionada con la operación no podía ser sujeto de escrutinio público.

La “comisionada” ponente Ximena Puente, argumentó mañosamente que Pemex “ya no es una paraestatal sino una empresa productiva del Estado” tras la aprobación de la contrarreforma energética espuria, por lo que sus filiales se convirtieron en compañías privadas y no les aplica el derecho público.

Así, planteó que para estas empresas aplica el secreto bancario, comercial y fiscal, además de clasificar como confidenciales los avalúos que se hicieron a la planta chatarra antes de su compra. También se desconocen los nombres de los empresarios que se embolsaron los 275 MILLONES DE DÓLARES.

No obstante, al momento de la adquisición de Agro Nitrogenados, todavía no entraba en vigor la mencionada contrarreforma energética, por lo que Pemex y sus filiales aún eran consideradas empresas paraestatales.

Nótese otra más de las barbaridades aprobadas en esa contrarreforma: Pemex y sus filiales siguen siendo propiedad del Estado mexicano, es decir, de todos los mexicanos, pero ahora su “estatus jurídico” es diferente sólo por haberles cambiado la etiqueta, de modo que las corruptelas de sus “funcionarios” ya no podrán ser exhibidas ni sancionadas -igual nunca lo fueron.

Y el pueblo inmóvil permitió y sigue permitiendo estas aberraciones…

Con información de Reforma

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *