Trump humilló a Peña y amagó con enviar tropas a invadir México, revela periodista Dolia Estévez

México, 1 de febrero 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Lo hemos dicho en este medio alternativo una y otra vez: el rabioso Donald Trump no ha hecho otra cosa más que humillar y ningunar al asesino de Atenco y actual usurpador Enrique Peña Nieto. Al hacerlo, Trump piensa que está dando ese trato a todos los mexicanos. Se equivoca. Peña nunca nos ha representado. Es un usurpador, un delincuente que se robó la presidencia traicionando la voluntad popular. No obstante avergüenza, más que nunca, a los mexicanos que lo siguen manteniendo.

¿Somos adivinos? ¿Tenemos información privilegiada que nos permite aseverar que Trump sólo está pisoteando al pusilánime Peña? No, simplemente es OBVIO y se deduce claramente en las noticias que circulan sobre la relación Peña-Trump. Por su incompetencia, debilidad intelectual, inmoralidad y falta de dignidad, el minúsculo individuo que ocupa ilegalmente Los Pinos es susceptible de ser pistoteado por cualquiera.

La periodista Dolia Estévez, colaboradora de la revista Forbes, reveló este día que Enrique Peña Nieto fue vapuleado brutalmente por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la conversación telefónica que sostuvieron el pasado 27 de enero.

Citando información confidencial que ella misma corroboró, Estévez aseguró que Peña Nieto respondió con balbuceos a las humillaciones de Trump, que la conversación fue “muy ofensiva” y que el mandatario estadounidense incluso amenazó con enviar sus tropas a México “para hacerse cargo del narcotráfico”.

“Trump le dijo a Peña Nieto que no necesita a México ni a los mexicanos, en tono amenazante, e incluso se quejó del mal papel que está haciendo el Ejército en el combate al narcotráfico”, declaró la periodista, primero en un artículo subido al portal ProyectoPuente.com y posteriormente de viva voz en entrevista con Carmen Aristegui.

“Le sugirió que si son incapaces de combatirlo (al narco) ‘quizá’ tenga que enviar tropas para que asuman esta tarea”, abundó sobre las amenazas del hitleriano Trump.

Asimismo, Trump habría reiterado su consigna de obligar a México a pagar por el muro fronterizo que ya ordenó construir, imponiendo un arancel del 10 por ciento a las exportaciones mexicanas y del 35 por ciento a las que “más le duelan”.

Según la información de Estévez, Trump fue muy reiterativo en la sentencia insultante de que “no necesita a los mexicanos, no necesita a México”. “Vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no”.

Sobre la visita que realizó a México en agosto pasado, el furibundo Trump dijo a Peña que “yo realmente ni quería ir a México”, señalando que uno de sus asesores más influyentes lo convenció de aceptar la invitación de Peña, pero que no tenía intención alguna de venir a insultarnos a nuestro propio territorio.

Lo peor, según la reconocida periodista, fue la reacción del asesino de Atenco, quien lejos de responder con firmeza y dignidad, “balbuceó”. ¿En serio podría esperearse otra cosa de ese pusilánime asesino? ¡La vergüenza es nuestra por seguirlo manteniendo!

Dolia Estévez mencionó que durante la llamada de Peña con el magnate, esuvieron presentes el aprendiz de canciller Luis Videgaray Caso, y el subsecretario para América del Norte, Carlos Sada.

“Lo que se presentó como una conversación armoniosa no fue así”. “Nos están engañando en decir ‘todo va muy bien’, ‘conversamos muy amistosamente’… aquí no quieren negociar, quieren confrontar a México”, remató la periodista refiriéndose a la postura de Estados Unidos en sus relaciones con nuestro país.

Peor aún, Estévez reveló también que el cerebro financiero de Peña, Videgaray, sostuvo una reunión secreta con altos mandos estadounidenses en la frontera, para recibir órdenes sobre las estrategias contra la migración de centroamericanos al vecino país del norte.

Los mexicanos nunca hemos sido representados por el delincuente Peña Nieto, quien ahora cosecha lo que ha sembrado y es tratado con la punta del pie. El sujeto no tiene, ni remotamente, los tamaños para enfrentar a un mamarracho racista como Trump. Si el pueblo de México quiere plantar cara ante los nuevos desafíos que se están presentando desde el exterior, debe empezar por correr al pusilánime que usurpa la presidencia de la república y desde ahí pone en riesgo lo muy poco que queda de la soberanía nacional.

Con información de Proceso

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *