Aumento de la deuda externa registra su primer freno en 7 años al inicio de la 4T

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 30 de mayo 2019 (NOTIGODÍNEZ).- Las cifras de la deuda externa que pesa sobre los mexicanos –por cortesía de casi un siglo de regímenes priistas y panistas– finalmente registraron la primera baja en su ritmo de crecimiento en siete años, durante el primer trimestre del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República.

Así lo informó ayer el diario El Financiero, en un análisis que cita datos del Banco de México (Banxico) sobre la evolución de la deuda externa y su comportamiento al cierre del primer trimestre de gobierno del tabasqueño, quien desde el inicio de su mandato anunció que mantendrá una política de disciplina fiscal estricta sin recurrir al financiamiento a través de deuda pública.

Según los datos analizados por el citado medio, los flujos netos de deuda externa al país sumaron 933 millones de dólares, la cifra más baja para un periodo similar desde 2012, y significativamente inferiores a los 10 MIL 583 MILLONES DE DÓLARES del mismo lapso del año pasado, último del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, periodo nefasto en que, por cierto, se registraron los mayores incrementos de la deuda en la historia.

La cifra más baja de aumento en en el endeudamiento corresponde al primer trimestre de 2012, cuando el régimen usurpador incrementó la deuda en 618.7 millones de dólares. No obstante, en adelante se registraron exorbitantes incrementos progresivos que culminaron con un aumento de 14 MIL 676.8 MILLONES DE PESOS en 2016, para recular al año siguiente en 4 mil 347.3 millones, pero repuntar a los 10 mil 583 millones de dólares registrados en 2018.

Según Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero en Black Wallstreet Capital (BWC), la baja en el ritmo del endeudamiento se debe principalmente al “efecto estacional que se presenta al inicio de una nueva administración pública”, entre otros factores relativos a la política fiscal y las presiones desde el exterior.

Sin embargo, el medio aquí citado matizó que el gobierno de Lopéz Obrador se ha destacado hasta el momento por reforzar la señal de que mantendrá la disciplina fiscal con bajos niveles de aumento en la deuda total del país.

De hecho, Carlos Urzúa, titular de la Secretaría de Hacienda (SHCP), ratificó en fechas recientes que el gobierno tiene como objetivo mantener la deuda pública en niveles méximos de 45 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el sexenio.

En términos reales, la deuda del sector público también cayó en 4.32 millones de dólares, mientras que la del sector privado registró cifras negativas –disminución de la deuda bruta– por 3.39 millones de dólares en el primer trimestre del año.

Opinión:

Sin afán de ser aguafiestas, les recordamos a los seguidores de AMLO que están lanzando campanas al vuelo y celebrando estas cifras como si ya se hubiera borrado mágicamente la deuda: se trata de una baja en el incremento del endeudamiento, es decir, la deuda siguió incrementándose en los primeros tres meses del año, menos que el año pasado, sí, ¡pero sigue creciendo! Así que nada qué celebrar, al contrario…

Con información de El Financiero

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *