Comando armado irrumpe en seminario católico de Guerrero y «levanta» a sacerdote; se desconoce su paradero

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

Ezequiel Flores Contreras
Proceso

CHILPANCINGO, Gro., (apro).- Un comando irrumpió la madrugada del lunes 22 en el seminario católico de Ciudad Altamirano, región de la Tierra Caliente, y se llevó por la fuerza al sacerdote Gregorio López Gorostieta.

El comunicado difundido por el obispo de Ciudad Altamirano, Guerrero.
Foto: Especial

Hasta el momento, el prelado sigue desaparecido y las autoridades de los tres niveles de gobierno no han reaccionado, a pesar de que el Ejército y la Policía Federal (PF) asumieron el control de la seguridad de esta zona.

Al respecto, el obispo de la diócesis de Altamirano, Maximino Martínez Miranda, hizo un llamado para que cese la violencia en la región de Tierra Caliente, y pidió a los delincuentes que liberen al cura Gregorio López.

El obispo descartó que se trate de un secuestro porque los captores no se han comunicado para pedir dinero a cambio de la liberación del religioso.

Por ello convocó a los sacerdotes de la diócesis de Altamirano, que abarca regiones de Guerrero, Michoacán y Estado de México, a participar este día en una marcha por la paz y para exigir la liberación de López Gorostieta, quien se desempeña como maestro del seminario.

El obispo Maximino Martínez reveló que los sacerdotes católicos han tenido que asumir sus propias medidas de seguridad ante la escalada de violencia desatada por grupos del crimen organizado.

Entre las acciones, difundidas en un comunicado, destaca el rotular los autos donde viajan los religiosos; evitar salir de noche, “que se cuiden mucho y den buen testimonio donde estén”.

Maximino Martínez admitió que “la diócesis de Ciudad Altamirano ha sufrido mucho, nos duelen nuestros hermanos de Tlatlaya, de cada uno de los que han perdido la vida a consecuencia de esta crisis, nos duele la muerte de nuestros hermanos Habacuc y Asunción, presbíteros y pueblo de Dios, además nos unimos para pedir justicia y paz y el regreso con vida de nuestro hermano Gregorio López Gorostieta.

“Basta ya, es el grito de todos los obispos de México y de esta diócesis. Basta ya de los que provocan iniquidad, corrupción, impunidad de complicidad y a la vez indiferencia, que lo único que han hecho es provocar violencia, temor y desaparición”, se advierte en el documento.

“A todos esos que generan violencia, los exhorto a que se dejen tocar por nuestro salvador que es el príncipe de la paz en esta Navidad, allá donde se encuentren, y depongan las armas para que emprendan el camino del diálogo y la paz”, se resalta en el texto de la diócesis de Altamirano.

Fuente

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *