Confirman en redes convocatoria a movilizaciones y PARO NACIONAL 5 y 6 de febrero para correr a Peña

México, 3 de febrero 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Fracasa la estrategia del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, de aplazar el gasolinazo programado para este sábado 4 de febrero, con el fin de calmar el descontento social y neutralizar las protestas contra los incrementos a la gasolina.

Usuarios de redes sociales confirmaron el llamado a realizar movilizaciones masivas este fin de semana contra los altos precios de los combustibles, así como un paro nacional los días 5 y 6 de febrero para seguir exigiendo la renuncia del usurpador Peña Nieto y echar abajo sus contrarreformas.

Activistas de Tijuana lanzaron la invitación para reunirse en el Monumento a Cuauhtémoc a medio día, con rumbo al Palacio Blanco donde se realizará un mitin en repudio a Peña y sus gasolinazos.

La propuesta forma parte de un movimiento denominado “Golpe de Estado Popular 2017” que incluye protestas pacíficas en los palacios de gobierno de todo el país, en el marco de la celebración de los 100 años de la Constitución Mexicana a cumplirse este 5 de febrero.

En el mismo sentido se está convocando a un paro nacional de dos días el domingo 5 y lunes 6 de febrero. Si bien ambas fechas son de asueto, el llamado consiste en suspender toda actividad laboral, comercial o de consumo, así como prescindir de la televisión y otros servicios recreativos —cines, “antros”, parques de diversiones y centros comerciales— que impliquen desembolso de recursos.

El paro va encaminado a presionar al régimen para que el asesino de Atenco devuelva la presidencia que usurpa desde 2012.

También se mantienen las convocatorias a cargar gasolina y no pagar los impuestos correspondientes, ya sea la totalidad de los mismos —desobediencia civil— que ascienden a un 35 por ciento, o solamente el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que equivale aproximadamente a un 25 por ciento del total marcado por la bomba despachadora.

Este día, la “secretaría de hacienda” informó que el incremento a la gasolina programado para este sábado 4 de febrero, será aplazado dos semanas como máximo. De esta manera, los precios de los combustibles vigentes desde el 1 de enero permanecerán sin cambios, promediando 15.99 pesos por litro para la gasolina Magna de mayor consumo entre la población.

La medida no logró hacer mella en el descontento social. Por el contrario, los reclamos y repudio contra el régimen usurpador van en aumento.

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *