Confirman que la corrupta Odebrecht financió la campaña fraudulenta de Peña a través de su filial Braskem

México, 23 de octubre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Lo hemos dicho en este medio alternativo desde la primera y hasta la última nota que hemos difundido: el asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, es un USURPADOR. Cometió toda clase de delitos electorales para hacerse del cargo, incluyendo financiamiento ilegal de muchas fuentes -erarios estatales, narco, monstruos de corrupción, etc. Así que estas revelaciones no deberían ser sorpresa para nadie. Lo que sí sorprende el pueblo haya soportado y mantenido a semejante delincuente por más de cinco años. Pero los mexicanos aún tienen tiempo de salvar la dignidad.

De acuerdo con el diario Reforma, un testigo en el caso Java Lato -operación de lavado- que la justicia brasileña investiga y sanciona en ese país, confirmó que la corrupta empresa Odebrecht sí financió la campaña fraudulenta del hoy usurpador Peña Nieto.

Se trata de Carlos Fadigas, exdirector de la petroquímica Braskem -propiedad de la constructora Odebrecht-, quien declaró que dicha filial “acompañó de tiempo completo” la campaña presidencial del asesino de Atenco.

“Acompañamos de tiempo completo toda la campaña del PRI, del partido PRI, y del actual [usurpador] Enrique Peña Nieto. No sólo de él, sino también de su equipo”, se lee en la transcripción citada por Reforma sobre las declaraciones de Fadigas en 2013, durante una reunión privada con inversionistas brasileños.

“Ya hemos tenido conversaciones con el gobierno de México, no sólo con el [usurpador] Enrique Peña Nieto, también con Emilio Lozoya, actual presidente de Pemex, y me parece que la dirección en la que quieren ir, es muy coherente con la campaña”, fanfarroneó el empresario en dicho encuentro.

Reforma recordó que el 14 de agosto pasado, publicó revelaciones sobre trasnferencias de 3 millones 140 mil dólares por la empresa Odebrecht hacia una firma llamada Latin America Asia Capital, ubicada en las Islas Vírgenes. Dicha firma ha sido vinculada al priista Emilio Lozoya Austin, quien fungió como coordinador de campaña del asesino de Atenco en 2012.

En su momento, Reforma denunció que dichas transferencias se realizaron como pago a presuntos favores que Peña debería realizar para Odebrecht tras usurpar la Presidencia.

Este día, el rotativo informó sobre la existencia de nuevos documentos que prueban la intervención de Braskem durante la campaña de Peña, con tres transferencias por 1.5 millones de dólares en total a la empresa Latin America Asia Capital. De esta manera, se demuestra que las trasnferencias informadas en agosto pasado también provenían de Braskem.

Los documentos en cuestión incluyen estados de cuenta de transferencias desde el Meinl Bank.

Reiteramos: todo esto no debería sorprender a nadie. Simplemente demuestra lo que ha sido un “secreto” a voces. Peña es corrupto hasta la médula y fue así como logró meterse a Los Pinos, violando el marco legal, lucrando con la miseria, corrompiendo a los más pobres y pasando por necima de la voluntad popular. Pero su cómplice principal ha sido precisamente el pueblo de México que lo permitió y sigue sin reaccionar. Ya no hay excusa. Peña debe irse y no lo hará por su propio pie. Los mexicanos están obligados a tener la mínima dignidad de reaccionar para correrlo YA.

Con información de Reforma

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *