Denuncian que T-MEC obligaría a México a privatizar el maíz y todas las semillas alimenticias y medicinales

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 17 de junio 2019 (NOTIGODÍNEZ).- La firma del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) obligaría a México a privatizar todas sus semillas alimenticias, silvestres y medicinales, pues dicho tratado incluye un convenio que promueve la obtención de patentes vegetales por parte de empresas privadas, como las obtenidas por la firma Monsanto, propiedad de la trasnacional alemana Bayer, y otras compañías desarrolladoras de alimentos transgénicos desde hace varios años.

De acuerdo con la agencia Proceso (Apro), fueron los diputados del congreso del Estado de México quienes acordaron enviar un exhorto al Senado de la República y a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para evitar que nuestro país firme ese convenio que pondría en riesgo las semillas que se cultivan en la entidad y en todo el territorio nacional.

La propuesta formal del exhorto, redactada por diputado del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Max Correa Hernández, advierte que la firma del T-MEC obligaría a nuestro país a entrar en el convenio de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV 91), que promueve la privatización de toda planta alimenticia, medicinal o silvestre, incluyendo las variedades campesinas, indígenas o comunitarias producidas y mejoradas con conocimientos milenarios, de tal manera que queden expuestas a patentes incluso internacionales.

“Este convenio ha significado aceptar legalmente las normas de derechos de propiedad intelectual, concediendo la propiedad sobre los cultivos mediante patentes vegetales denominados ´Derechos del Obtentor´, lo que supone el proceso de despojo y privatización de las semillas”, alertó Correa citado por Apro.

Así, una vez otorgados los “derechos del obtentor”, las especies privatizadas tendrán la denominación legal de “variedad protegida”. Esos derechos permitirán al propietario lucrar con la siembra, el cultivo, la posesión, venta o cualquier forma de comercialización, importación, exportación o acción que involucre el manejo de la variedad protegida.

Por su parte, el legislador Gabriel Gutiérrez denunció que ese convenio es un instrumento del neoliberalismo internacional –rechazado en las urnas durante la pasada elección mexicana– para apropiarse del maíz, una semilla netamente mexicana. “Es necesario revisar esta situación y dar prioridad a los productores locales”, sentenció.

Por todo ello, los congresistas mexiquenses acordaron exhortar al Senado y a la SRE a no firmar el T-MEC con la cláusula que suscribe el mencionado convenio, así como solicitar a la Cámara de Diputados federales analizar y desechar la “reforma” a la Ley Federal de Variedades Vegetales –presentada por el diputado Eraclio Rodríguez Gómez el pasado 19 de febrero y turnada a la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria–, y cualquier otro tratado, acuerdo o convenio internacional en el mismo sentido.

Opinión:

1) No dan salto sin huarache. Nótese que los diputados –y encima, de MORENA– ya están planeando una “reforma” para facilitar la privatización de las semillas, traicionando y apuñalando con ello a la gente que los eligió, particularmente a los campesinos y productores que confiaron en ellos.

2) Asistimos al punto de máximo apogeo del neoliberalismo más voraz, donde hasta el ADN ya está siendo privatizado y usado por las grandes corporaciones para enriquecerse. No les basta todo el poder económico que ya detentan; no les basta lucrar prácticamente con todos los aspectos de la vida humana. Ahora van hasta por los genes y la propia vida. ¿Qué sigue? Privatizar también el ADN humano y pagarle a alguna corporación –la que haya registrado la patente correspondiente– para poder tener hijos. ¿Suena descabellado? No, estamos en la antesala de semejante abominación. Falta muy poco…

Con información de Apro

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *