Empresarios que presionan a trabajadores para coaccionar su voto cometen un delito; alcanzan hasta 3 años de cárcel

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 5 de junio 2018 (NOTIGODÍNEZ).- En fechas recientes, diversos grupos empresariales han emitido una serie de mensajes por escrito y en video para infundir miedo en sus trabajadores sobre un posible triunfo de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición «Juntos haremos historia» y puntero en todas las encuestas rumbo a los comicios del 1 de julio próximo. En algunos casos llaman directamente a «no votar por modelos populistas», en clara referencia al proyecto de gobierno del tabasqueño, frecuentemente calificado por sus opositores como «populista».

Entre las empresas que han emitido ese tipo de mensajes se encuentran los grupos Chihuahua, Herdez, Vasconia, México, FEMSA-Coca Cola y Finsa. Otras empresas han sido señaladas por citar en privado a sus trabajadores para brindarles «información sobre el voto», en tónica similar a la ya mencionada. En este caso se encuentran Coppel, Telmex, Aeroméxico, Palacio de Hierro y Axtel.

Hasta ahora, el Instituto Nacional Electoral (INE) considera que esos mensajes se inscriben dentro de la libre expresión de los empresarios involucrados, por lo que no están cometiendo infracción alguna. Sin embargo, la coacción del voto mediante presiones laborales por parte de empleadores o líderes sindicales, sí constituye un delito que puede castigarse hasta con tres años de cárcel.

De acuerdo con la plataforma Verificado MX, la Ley General en Materia de Delitos Electorales, en su artículo 7, fracción VII, establece lo siguiente:

“Se impondrán de 50 a 100 días multa y prisión de seis meses a tres años, a quien solicite votos por paga, promesa de dinero u otra contraprestación, o bien mediante violencia o amenaza, presione a otro a asistir a eventos proselitistas, o a votar o abstenerse de votar por un candidato, partido político o coalición, durante la campaña electoral, el día de la jornada electoral o en los tres días previos a la misma”.

Por tanto, según lo estipulado en ese párrafo, cualquier empleador que amenace a sus trabajadores con despedirlos, bajarles el sueldo, quitarles prestaciones o cualquier otra forma de condicionamiento si no votan por tal o cual candidato, estaría cometiendo el mencionado delito electoral.

El llamado a votar por determinada opción, en sí mismo, no constituye infracción alguna a menos que vaya acompañado de una amenaza o condicionamiento directo.

La plataforma aquí citada informó que cualquier delito electoral se puede denunciar de forma anónima en el sistema de atención ciudadana de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), a través del correo electrónico [email protected], en el teléfono 24 horas 01 (800) 833-7233 o en su aplicación móvil FepadeMóvil.

Con información de Verificado MX

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *