Declinación de Meade en favor de Anaya sería INÚTIL a estas alturas; ni juntos alcanzan a AMLO: Bloomberg

México, 5 de junio 2018 (NOTIGODÍNEZ).- A estas alturas, una declinación de Meade en favor de Anaya -o viceversa, da igual- sería completamente inútil, pues ni sumando la intención de voto de ambos alcanzarían a Andrés Manuel López Obrador, candidato de la alianza “Juntos haremos historia” y puntero en todas las encuestas rumbo a los comicios del 1 de julio próximo.

Todos los intentos del grupo compacto que se opone rotundamente al proyecto lopezobradorista, entre empresarios, medios y políticos, por quitarle votos a través de guerra sucia, copiar sus propuestas, coaccionar el sufragio de trabajadores y otras prácticas ilegales, no sólo han sido absolutamente ineficaces sino que incluso parecen tener el efecto opuesto, impulsando aún más las preferencias en favor del tabasqueño.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, que realiza un consolidado mensual de las encuestas electorales, Ricardo Anaya Cortés, candidato de la coalición “Por México al frente” (PAN-RD-MC), acumula casi un mes de pérdidas en la intención de voto, ubicándose en 24.8 por ciento, 6.3 puntos por debajo de su pico más alto, registrado el 6 de mayo, que fue de 31.1 por ciento y le daba esperanzas de alcanzar al tabasqueño.

Por su parte, José Antonio Meade Kuribreña, de la alianza “Todos por México” (PRI-PVEM-ANAL), ha crecido marginalmente durante el periodo analizado, ubicándose actualmente en 20.3 por ciento, 2.3 puntos por arriba de su máximo anterior, el 7 de mayo, que fue de 18 por ciento.

De esta manera, Meade y Anaya se mantienen contendiendo en este proceso electoral solamente por el segundo lugar, pues desde hace algún tiempo ni uniéndose alcanzarían a López Obrador. El tabasqueño mantiene estable su intención de voto en 52 por ciento, con algunos ajustes marginales, esto es, una ventaja de 27 por ciento sobre su más cercano perseguidor, Ricardo Anaya, y de 31.5 por ciento respecto del candidato “oficial”. De mantenerse la tendencia, y sólo algo muy “extraño” podría cambiarla, AMLO sería el candidato más votado de la historia.

La agencia Bloomberg, citada por Sinembargo, reconoce que la tendencia en favor de López Obrador es irreversible en esta fase del proceso electoral, y que tendría que ocurrir algo “muy sospechoso” para alterar el resultado esperado.

“Hay una clara sensación de resignación” respecto de que López Obrador será el próximo Presidente de México, declaró Duncan Wood, director del Instituto de México en el Centro Internacional Woodrow Wilson en Washington, tras una visita a la Ciudad de México.

“Mientras sus rivales todavía insisten en que otro candidato puede ganar, todos saben que la única forma en que él no lo logre eso es que haya algo súper sospechoso“, agregó.

Opinión:

¿Puede ocurrir “algo súper sospechoso”? ¡Claro! “Estamos en México, we”. Tal como se menciona en la nota de Sinembargo, no es la primera vez que López Obrador aparece como el candidato favorito en las encuestas y, posteriormente y de manera extraña, es alcanzado y rebasado por su más cercano perseguidor. Esto sucedió en las campañas de 2006, aunque no tan drásticamente. Las encuestas inflaron paulatinamente a su oponente, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, de modo que en el penúltimo mes de las campañas, el panista ya “superaba” a AMLO en algunas de ellas. Entonces, como ahora, su guerra sucia, sus encuestas falsas y demás artimañas no alcanzaron. Tuvieron que recurrir al fraude cibernético para despojar a López Obrador de su triunfo legítimo.

La posibilidad de que ocurra de nuevo no es tan alta como en aquella “elección”, primero, porque López Obrador “ha dado su brazo a torcer” y se ha acercado cada vez más a la “mafia del poder” encabezada por los empresarios que lo desprecian a muerte; y segundo, porque el hartazgo de la ciudadanía es tal que hasta un amplio sector de simpatizantes panistas prefieren votar por el tabasqueño. De ahí que los votos que pierde Anaya se añaden a la causa de AMLO.

No debemos olvidar, sin embargo, que la “mafia del poder” termina decidiendo lo que se le antoje cualesquiera que sean las circunstancias, pasando por encima de la voluntad de los mexicanos. Lo hizo por lo menos cuatro veces de 1988 a 2012 -en 2000 “ganó” Vicente Fox aunque su triunfo ya estaba pactado-, así que no hay razón para suponer que en esta ocasión sí respetará la decisión del pueblo en las urnas.

Con información de Sinembargo

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *