NO PARA EL SAQUEO: Actual titular de Sedesol ha enriquecido a sus empresas familiares con recursos públicos por más de 500 MDP

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 4 de junio 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Todo parece indicar que Peña y sus esbirros saldrán impunes al concluir su espuriato, dado que Andrés Manuel López Obrador ya les prometió «amnistía» -a cambio de que no le hagan fraude otra vez- y el pueblo, empecinado en delegar a otros su obligación de pensar y actuar por sí mismo, no hará nada para obtener justicia. A sabiendas de ello, los criminales que actualmente usurpan las instituciones no se irán sin asegurarse de que sus bolsillos revienten con el dinero de los inmóviles mexicanos.

Y, como siempre, los recursos supuestamente destinados al «combate a la pobreza» son una minita de oro inagotable, sin vigilancia y totalmente abierta para estos abominables delincuentes.

De acuerdo con el diario Reforma, el priista Eviel Pérez Magaña, actual usurpador de la Secretaría de Desarollo Social (Sedesol), goza de un largo historial de riqueza pública desviada «legalmente» -vía contratos- hacia empresas de su familia, incluyendo recursos de la dependencia federal que hoy encabeza

En enero de este año, el actual usurpador de la Presidencia, Enrique Peña Nieto, designó a Pérez Magaña como nuevo director de Sedesol en sustitución de Luis Miranda Nava, operador de la política sucia peñista.

A través de solicitudes de transparencia, Reforma detectó que tres empresas vinculadas al funcionario, beneficiadas con contratos millonarios desde que aquel fue alcalde de Tuxtepec, Oaxaca, de 2002 a 2003, también fueron favorecidas con contratos estatales y federales que se han incrementado a la llegada del sujeto a Sedesol.

La investigación del diario revela que los montos de los contratos y el número de obras han aumentado drásticamente con el paso de los años y particularmente desde que asumió la titularidad de la multicitada dependencia.

Las empresas identificadas por Reforma son Constructora y Arrendadora de la Cuenca, operada por Rolando Pérez Magaña, hermano del secretario; Construcciones Civiles y Asesoría Técnica, a nombre también de su hermano Rolando, y Comercializadora Tres Hermanos, fundada por el padre del funcionario y operada por su hermano José Alberto Pérez Magaña. De esta última, Eviel Pérez posee 50 por ciento de participación accionaria.

Estas empresas, en conjunto, obtuvieron contratos por 500 MILLONES DE PESOS entre 2014 y 2017. Reforma detalló que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Sedesol, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, así como el Gobierno de Oaxaca, son las que han asignado los contratos.

En febrero de 2014, por ejemplo, la SCT les otorgó un contrato por 63.4 MILLONES DE PESOS para la rehabilitación del pavimento del kilómetro 50 al 80 en el tramo Tuxtepec-La Esperanza. Ese mismo año, Sedesol pagó 21 millones de pesos a Constructora y Arrendadora de la Cuenca por la construcción de techos en Tuxtepec.

En 2017, las mismas empresas obtuvieron más contratos para obras por 121 MILLONES DE PESOS, otorgados por el desgobierno de Oaxaca que encabeza el priista Alejandro Murat.

Súmese a esas cifras los contratos que el propio Eviel Pérez otorgó a sus empresas cuando fue secretario de Obras Públicas de Oaxaca, beneficiándose con al menos seis licitaciones directas y una invitación restringida con valor conjunto de 40 MILLONES DE PESOS.

Nadie con dos dedos de frente ha puesto un alto al saqueo que este sujeto realiza desde los cargos públicos que ha ocupado, y todo indica que, igual que su corrupto jefe Enrique Peña Nieto, se irá impune y con los bolsillos hinchados de recursos del erario al concluir este régimen de corrupción, atracos, entreguismo y baño de sangre.

Con información de Reforma

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *