Lozoya envió sobornos de Odebrecht a cuentas en Suiza y luego las vació para comprar mansión millonaria

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 29 de mayo 2019 (NOTIGODÍNEZ).- El priista Emilio Lozoya Austin, ex “director” de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante la primera mitad del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, habría trasferido a cuentas bancarias en Suiza los pagos ilegales que recibió de la constructora brasileña Odebrecht, y posteriormente los utilizó para comprarse una mansión millonaria en una zona exclusiva de la Ciudad de México.

Así lo reveló una investigación periodística en el contexto de la orden de aprehensión emitida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, contra el sujeto, su hermana Susana Gilda Lozoya Austin y el empresario Alonso Ancira Elizondo, presidente de la empresa Altos Hornos de México, S.A. (AHMSA), a quienes señala por actos de corrupción durante la gestión de Lozoya en Pemex.

Ayer martes, la agencia Notimex reveló que se habían emitido las órdenes de aprehensión contra Lozoya y Ancira. Luego trascendió que el segundo había sido detenido en Mallorca, España, con la colaboración de la Policía Internacional (Interpol) y las autoridades del país ibérico. Por cuanto a Lozoya, su abogado Javier Coello le consiguió un amparo para frenar la inminente detención al menos hasta el 4 de junio.

De acuerdo con la agencia Proceso (Apro), Lozoya utilizó recursos de dos cuentas bancarias en Suiza, mismos que presuntamente provenían de los sobornos que recibió en 2012 por parte de la constructora brasileña Odebrecth. Posteriormente, adquirió una lujosa mansión en Lomas de Bezares por 38 MILLONES DE PESOS, dejando sin fondos las mencionadas cuentas.

El medio detalló que, tras la compra inmobiliaria, una de las cuentas terminó con un saldo de 5 mil 315 francos suizos –alrededor de 101 mil pesos–, mientras que la otra reportó apenas 29 francos.

En su primera declaración patrimonial presentada el 1 de diciembre de 2012, consultada por Apro, Lozoya reportó que poseía siete cuentas bancarias en el mundo: cinco en dólares, una en euros –con saldo de un millón 615 mil euros– y las dos cuentas en francos suizos, prácticamente vacías.

El citado medio confirmó que Lozoya había reportado la adquisición “por contado” de una casa el 14 de noviembre de ese mismo año –dos semanas antes de la usurpación golpista de su jefe Peña Nieto– por un monto total de 38 millones 175 mil pesos. Las pesquisas oficiales apuntan a que esa propiedad fue adquirida través de dos transferencias que salieron de una cuenta en Suiza, de la que su hermana y él serían los beneficiarios.

Según la investigación periodística citada por Apro y que a su vez tuvo acceso a las investigaciones oficiales del caso Odebrecht, los recursos de las cuentas en Suiza eran producto de los sobornos que la constructora brasileña pagó a Lozoya. Exdirectivos de la empresa extranjera confesaron ante la justicia de Brasil que pagaron los primeros sobornos en abril de 2012, mientras Lozoya era vicecoordinador de la campaña presidencial fraudulenta de Peña Nieto.

Opinión:

Los 38 millones que costó la “casita” de Lozoya son una mínima parte de lo mucho que recibió Peña en sobornos para su campaña, según la confesión de los propios exdirectivos de Odebrecht. ¿Dónde está el resto del dinero? ¿Cuándo será entregado a los mexicanos a través del «Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado»? Y más importante aún, ¿cuándo procederá AMLO contra Peña por este caso de monstruosa corrupción? ¿Y cuándo expulsará de nuestro país a esa empresa putrefacta?

Con información de Proceso

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *