Morena quita a ex «gobernadores» de Edomex guaruras, choferes y otros lujos con cargo al erario

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 6 de marzo 2019 (NOTIGODÍNEZ).- Por iniciativa de la fracción del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el congreso del Estado de México ordenó al régimen usurpador mexiquense retirar el personal de apoyo a siete ex «mandatarios» estatales que, hasta hoy, gozaban de ese privilegio con cargo al erario.

Se trata de Eruviel Ávila Villegas, Enrique Peña Nieto, Arturo Montiel Rojas, César Camacho Quiroz, Emilio Chuayffet Chemor, Ignacio Pichardo Pagaza y Alfredo Baranda, quienes disponían de guardaespaldas, choferes, ayudantes y otros lujos pagados por todos los mexiquenses.

De acuerdo con la Agencia Proceso (Apro), el pleno del congreso estatal aprobó, por unanimidad y a propuesta de la bancada morenista, abrogar los decretos 87 de la 36 Legislatura -publicado en Gaceta de Gobierno del 18 de julio de 1945- y 86 del Ejecutivo -promulgado el 7 de mayo de 1993-, a través de los que se asignaba a cada exmandatario tres guardaespaldas, chofer, secretaria y un jefe de ayudantes.

Apro recordó que el 7 de mayo de 1993, el entonces «gobernador» priista Pichardo Pagaza promulgó un decreto por el que, al concluir su gestión, los «mandatarios» estatales podrían gozar de “premios y recompensas por servicios eminentes o importantes prestados al Estado”.

Entre esos «premios y recompensas» se asignó un jefe de ayudantes con categoría de subdirector rango nueve, con nivel de jefe de ayudantes de secretario general de gobierno; un chofer ayudante con rango cinco, con categoría de chofer de secretario general de gobierno; tres ayudantes con categoría de oficial de seguridad pública, nivel catorce, rango cuatro; y una secretaria, con categoría de secretario particular de secretario, nivel 27, rango 9, del gobierno estatal.

Desde luego, el salario de ese personal se cargó al bolsillo de todos los mexiquenses.

Azucena Cisneros, promotora de la reforma para eliminar esos privilegios, advirtió que los decretos abrogados “regalaron a los exgobernadores un beneficio que ellos nunca pudieron garantizar a sus ciudadanos: la seguridad las 24 horas del día, los 365 días del año y en todo el territorio mexiquense”.

Cisneros calificó esas prebendas como «el símbolo más evidente de los abusos y excesos que se hicieron costumbre en un régimen que fue rechazado y derrotado en las urnas”.

El Estado de México, secuestrado desde hace más de un siglo por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), encabeza los índices de corrupción, criminalidad, violencia, feminicidios, pobreza y otros rubros ignominiosos entre las 32 entidades federativas.

Actualmente, el priista Alfredo del Mazo Maza, primo del exusurpador presidencial Enrique Peña Nieto, usurpa el gobierno estatal luego de haber hecho fraude electoral en 2017.

Con información de Apro

SIGUE A NOTIGODÍNEZ

Tu apoyo siguiéndonos en nuestras redes sociales es muy importante para continuar nuestra labor. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *