Promueve Peña consumo de Coca Cola; México es el país con más muertes por consumo de refrescos

México, 10 de septiembre 2016 (NOTIGODÍNEZ).- A estas alturas no debería quedar duda alguna de que Enrique Peña Nieto es un títere, un parapeto de la oligarquía nacional y extranjera que se cree dueña de este país y resto del mundo. Es cierto que el pueblo debe correrlo, pero más importante aún es el boicot permanente y definitivo contra esa maldita oligarquía. De lo contrario absolutamente nada cambiará en este país, pongan a quien pongan en el “gobierno”.

Como una prueba más de que ese “gobierno” es simplemente otro instrumento de la oligarquía que, invisible tras bambalinas, controla todo en el mundo, el asesino de Atenco y actual usurpador Peña Nieto se puso de tapete ahora ante la brutal empresa Coca Cola, cuyos venenos provocan millones de muertes anuales en el planeta por padecimientos como la obesidad, diabetes, insuficiencia renal y otros derivados del consumo de su letal brebaje negro.

El pasado jueves 8 de agosto, Peña asistió a la inauguración del Centro de Innovación y Desarrollo que la trasnacional Coca Cola construyó en la delegación Azcapotzalco, de acuerdo con información de Aristegui Noticias. ¿A qué fue el imbécil Peña Nieto a ese evento privado? A hacerle propaganda “oficial” a Coca Cola y seguir fomentando el consumo de sus venenos, porque ése es el trabajo del usurpador: velar por los intereses de la oligarquía que lo impuso.

“Yo soy un consumidor de sus productos, un consumidor cotidiano. Les puedo decir, que el [usurpador] toma Coca-Cola todos los días… Coca-Cola Light”, dijo el asesino de Atenco al concluir su discurso zalamero en favor de esa empresa criminal y sus “inversiones” en nuestro país.



El pusilánime individuo aseguró que las inversiones de esa empresa dan fe de la “estabilidad económica” en el país. Lo que no dijo es que esa “estabilidad” existe sólo para los grandes imperios trasnacionales como Coca Cola, que se enriquecen SIEMPRE gracias al sistema económico diseñado para favorecerlas de principio a fin. El grueso de la población resiente cada vez más los efectos de ese sistema genocida.

En tal sentido, Peña presumió que durante su espuriato la inversión extranjera directa alcanzó 120 mil millones de dólares, lo que representa 50 por ciento más que la inversión registrada en el mismo periodo de su antecesor, también espurio, Felipe Calderón. Lo que no dijo es a cuánto ascienden los “capitales golondrinos”, es decir, la riqueza que esos mismos extranjeros saquean del país después de haber explotado y estafado a los mexicanos.

Peor aún, la asesina empresa Coca Cola es responsable directa de MILLONES DE MUERTES en México, derivadas del consumo de su veneno negro y los daños que ocasiona a la salud. De acuerdo con un estudio presentado el año pasado por la revista American Heart Association, México es el primer lugar mundial en muertes por padecimientos derivados del consumo de “bebidas azucaradas” (Coca Cola, Pepsico, Nestlé, Jumex, Del Valle, etc.)

¿Sabía esto el asesino de Atenco cuando promocionó a su jefa criminal, Coca Cola? No, pero aunque lo supiera, el sujeto no se robó la presidencia para representar y proteger a los mexicanos. ES UN USURPADOR Y FUE IMPUESTO AHÍ PARA CUMPLIMENTAR LOS DESIGNIOS DE LA OLIGARQUÍA. Si los mexicanos hubieran entendido esto —como se supone que lo hicieron— desde antes de la imposición de 2012, la habrían evitado a toda costa. Cuatro años después, pagamos las consecuencias de nuestra inconsciencia, desidia, agachismo, desunión y complicidad criminal por omisión.

Con información de Aristegui Noticias. Foto (derecha): Cuartoscuro

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *