113 MUERTOS… Y NO ENTIENDEN: Hallan 11 nuevas tomas clandestinas en Tlahuelilpan

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 26 de enero 2019 (NOTIGODÍNEZ).- Pese a la reciente explosión de una toma clandestina en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, que dejó un saldo atroz de más de 100 muertos y otros tantos heridos de gravedad, los ladrones de combustible en la zona no aprendieron la lección de muerte y continúan saqueando gasolina.

De acuerdo con la Agencia Proceso (Apro), elementos de la Policía Federal (PF) hallaron y desactivaron otras 18 tomas clandestinas de combustible en tres municipios del estado de Hidalgo, entre ellos, nuevamente, Tlahuelilpan, donde el pasado viernes 18 de enero se registró una brutal explosión en un ducto de Pemex que se hallaba perforado con una toma clandestina.

Según los últimos reportes oficiales, la cifra de víctimas mortales asciende ya a 113 personas, mientras que los heridos hospitalizados suman 34. En el lugar del accidente se han hallado hasta ahora 68 restos humanos, de los cuales 16 han sido ya plenamente identificados.

Apro detalló que, de las 18 tomas clandestinas reportadas ayer por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, once fueron localizadas en Tlahuelilpan, cuatro en Huichapan y tres más en Tetepango.

Ayer por la mañana, durante su intervención en la conferencia matutina del presidente López Obrador, el comisionado general de la PF, Arturo Jiménez Martínez, informó que habían sido halladas e inhabilitadas 14 tomas clandestinas. Más tarde las autoridades federales aumentaron la cifra a 18.

Las cuatro tomas clandestinas adicionales que no contabilizó Jiménez fueron las de Huichapan. Apro informó que fueron ubicadas sobre el camino estatal Nopala-El Jagüey, en un tramo del poliducto Tula-Salamanca.

En todos los casos, habitantes de las zonas mencionadas habrían alertado a las autoridades sobre la presencia de tuberías clandestinas. Enseguida, las tomas fueron aseguradas sin contratiempo alguno, por lo que el sistema se mantiene operando con normalidad.

Opinión:

Como puede constatarse, ni las explosiones… ni los 8 mil pesitos mensuales que AMLO estará repartiendo a manos llenas, servirán para disuadir a esa gente de seguir delinquiendo. ¿Por qué? Porque el negocio del huachicol es mucho más lucrativo de lo que parece -involucra a poderosos narcoempresarios- y no basta un soborno «legal» de 8 mil pesos. Si no se desmantela esa red criminal desde arriba, encarcelando a los «políticos» y empresarios embarrados e incautando sus millonarias cuentas bancarias, ninguna estrategia servirá para absolutamente nada. Punto.

Con información de Proceso

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *