“AMLO ya no es un peligro”: Solá; TRADUCCIÓN: “Ya se alineó y dejará impune al narco (Peña, Calderón, etc.)”

México, 7 de febrero 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Que un sujeto de la ralea del inmoral Antonio Solá -desquiciado cerebro de campañas de odio, desprestigio y guerra sucia al servicio de la ultraderrecha retrógrada internacional- abra el esfínter que tiene en la cabeza para hablar “bien” de quien fue, según él y sus patrones, un “peligro para México”, vaticinando incluso su triunfo en las urnas -o sea que PRI, AN y apoderados no harán fraude en las próximas elecciones-, debería prender los focos rojos en la mente de los mexicanos. ¿Un vocero a sueldo de la oligarquía rapaz causante del desastre en México y el mundo, admitiendo que su “opositor” sí ganará la elección de 2018?

De acuerdo con la agencia Proceso, el publicista de origen español Antonio Solá, orquestador de la campaña sucia de 2006 que tildó a Andrés Manuel López Obrador, entonces candidato presidencial de la izquierda, de ser “un peligro para México”, declaró que el tabasqueño, hoy dirigente del partido “Movimiento Regeneración Nacional” (Morena) y puntero en las actuales encuestas presidenciales, “ya no es un peligro” y será el próximo Presidente de nuestro país.

Solá fue cuestionado ayer por la prensa durante la Cumbre Mundial de Comunicación Política, donde señaló que el líder morenista es quien está más cerca de empalmar “la enorme ira contenida de los mexicanos ante un sexenio complicado”.

A pregunta expresa sobre si “el peligro para México sigue vigente”, Solá rectificó sus dichos de aquella campaña -y también de 2012, cuando sirvió a la panista Josefina Vázquez Mota para atacar al tabasqueño-, asegurando que López Obrador “ha evolucionado en los últimos 12 años” y nada de lo ocurrido en ese lapso sigue vigente.

“Para nada es vigente. Yo lo he dicho muchas veces, ya no es nada vigente, yo he dicho que López Obrador ha evolucionado mucho en estos últimos 12 años y para nada creo que eso esté sucediendo en este momento.

“La institucionalidad mexicana abraza con mucha fuerza, con mucha energía cualquier mínima posibilidad de salir a mear fuera del tiesto, eso significa que se violenten y no se respete la institucionalidad mexicana cuando uno quiera convertirse en tirano político.

“Eso no va a suceder aquí en México, que tiene una solidez mucho más fuerte que la que se ha vivido en otros países, yo quiero pensar efectivamente en Venezuela, y por lo tanto ratifico hoy, yo que estuve en la campaña de 2006 y que con ese equipo de Calderón trabajamos la dinámica de ‘Un peligro para México’, hoy efectivamente no lo es”, declaró el sujeto citado por Proceso.

Nótese que Solá sigue atacando a Venezuela, continuando con la desquiciada campaña internacional de “medios” y “políticos” al servicio de Estados Unidos y la oligarquía contra el país hermano, pero ya no compara al tabasqueño con Nicolás Maduro, presidente de la nación bolivariana. Hasta hace algunos meses, los ataques contra AMLO sí giraban en tono a la consigna de equipararlo con Maduro y asegurar que, de llegar a al Presidencia, López haría de México una “segunda Venezuela”.

Este día, Solá ratificó sus impresiones sobre el dirigente de Morena, asegurando en entrevista para Radio Fórmula -medio alineado a los intereses ya referidos- que José Antonio Meade Kuribeña, candidato del actual régimen usurpador, “será devorado por las circunstancias” y “la mesa está servida” para que López Obrador gane la elección del próximo 1 de julio.

Sí, Solá tiene toda la razón. Andrés Manuel ha mostrado una grave derechización que se advierte no sólo en la reprobable inclusión en su equipo de trabajo de criminales a los que antes combatió -Lino Korrodi o Esteban Moctezuma Barragán, por ejemplo-, así como la designación de priistas, panistas y otros “personajes” cuestionables como candidatos de su partido, por encima de muchos militantes honestos, dignos y talentosos. Preocupan también sus abrutos bandazos respecto de su postura sobre la reforma energética, que antes prometió derogar y ahora dice que mantendrá, al menos en el rubro de la “inversión privada” -SAQUEO- en el sector, porque “es necesaria”.



Ha planteado además otorgar “amnistía a los capos del narcotráfico” para ayudar a pacificar al país, sumido en la violencia principalmente desde que Felipe Calderón Hinojosa se robara la Presidencia en 2006. ¿Cómo debe interpretarse realmente esa amnistía? “Si me dejan llegar a la Presidencia, no perseguiré a Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox y demás sicarios del narco y la oligarquía. No les exigiré cuentas, no buscaré que haya justicia. Les otorgaré el perdón y los dejaré impunes, pero DÉJENME SER PRESIDENTE“.

Por eso AMLO ya no es “un peligro”.

Con información de Proceso

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *