Asesinan a líder opositor al proyecto trasnacional PIM y luego culpan al gobierno de AMLO

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 20 de febrero 2019 (NOTIGODÍNEZ).- El activista Samir Flores Soberanes, valiente opositor al Proyecto Integral Morelos (PIM) concesionado a diversas empresas trasnacionales, fue asesinado la madrugada de hoy miércoles a las afueras de su domicilio en la comunidad de Amilcingo, perteneciente al municipio de Temoac en la entidad morelense.

Flores Soberanes era integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala (FPDTA-MPT). Fue uno de los primeros ciudadanos en pronunciarse contra el desarrollo del PIM en la región. Apenas ayer martes, el activista había manifestado su inconformidad a la consulta impulsada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, sobre la continuidad del proyecto.

De acuerdo con el portal Quadratín, sujetos desconocidos irrumpieron en el domicilio particular de Samir Flores, de 30 años de edad, y lo acribillaron a balazos. Posteriormente huyeron a bordo de un vehículo color negro. Los hechos ocurrieron aproximadamente a las cinco de la mañana.

Enseguida, el activista fue trasladado a un hospital de Jonacatepec donde finalmente perdió la vida debido a la gravedad de las heridas.

El homicidio ocurre en un momento crucial para el gobierno federal encabezado por López Obrador, quien impulsa una consulta popular a realizarse el fin de semana para decidir si mantiene la operación de la termoeléctrica de Huexca, así como la construcción de un acueducto que surtirá a dicha planta.

Los habitantes consideran que el acueducto saqueará y contaminará las aguas del río Cuautla, necesarias para sustentar el modus vivendi de las comunidades aledañas dedicadas principalmente a la agricultura y ganadería. Asimismo, han denunciado que la consulta impulsada por López Obrador está amañada y violenta los derechos de los pueblos.

Tras conocerse el asesinato de Samir Flores, el FPDTA-MPT responsabilizó al gobierno del tabasqueño y exigió presentar inmediatamente a los autores materiales.

“Responsabilizamos al gobierno federal de este asesinato, pues Samir no tenía más enemigos que la gente vendida que ha estado históricamente apoyada por el gobierno y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Amilcingo.

«Este fue un crimen político por la defensa de los derechos humanos que Samir y el FPDT lleva contra el Proyecto Integral Morelos y por la autonomía y autodeterminación de los pueblos”, denunció la organización en un comunicado.

Opinión:

Demasiado obvio, demasiado simple, demasiado fácil caer en la tentación de culpar al tabasqueño por este artero asesinato, sobre todo al ocurrir justo después de que Samir Flores encarase a los esbirros de AMLO. ¡Qué conveniente!, ¿no? Pero no vamos a defender al viejo. Si en verdad le interesa deslindar a su gobierno, deberá frenar inmediatamente ese proyecto trasnacional iniciado por el genocida Calderón y continuado por Peña, dar con los asesinos y, más importante aún, expulsar a las criminales empresas que seguramente ordenaron el homicidio, como suelen hacer en todo el mundo cuando alguien se opone a sus intereses (véase el caso Berta Cáceres y miles más). Esta maniobra sangrienta no sólo asesta un fuerte golpe a la resistencia popular, sino que pretende salpicar a AMLO y presionarlo para que sirva en la imposición de ese proyecto de la muerte. ¿Qué vas a hacer al respecto, AMLO? ¿Seguirás, como tus antecesores, al servicio de estas empresas asesinas?

Por cierto, casi ningún medio dice que el PIM es desarrollado por empresas extranjeras. El Universal, por ejemplo, en una mañosa nota titulada «Lo que sabemos de la termoeléctrica de Huexca«, sólo menciona que el proyecto brindará sevicio a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). No, falsarios manipuladores, eso no es todo lo que sabemos. La empresa española ABENGOA recibió la concesión para operar dos termoeléctricas, mientras que las también españolas ELECNOR y ENAGAS, y la italiana BONATTI, están a cargo de la operación del gasoducto. El PIM implica más que sólo proveer energía eléctrica. Hay muchos negocios involucrados en su desarrollo, intereses políticos y económicos que no están dipuestos a dejar de engordarse los bolsillos. La obligación de AMLO es con el país, la gente, los pueblos y las comunidades afectadas, no con esos criminales de cuello blanco que están acabando con México y el planeta entero.

Con información de Quadratín y Grieta

SIGUE A NOTIGODÍNEZ

Tu apoyo siguiéndonos en nuestras redes sociales es muy importante para continuar nuestra labor. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *