Cienfuegos busca privatizar Zona Militar 1-F de Santa Fe; socio de Raúl Salinas, posible beneficiado: Noroña

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 28 de septiembre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Salvador Cienfuegos Zepeda, «titular» de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pretende privatizar la Zona Militar 1-F y los terrenos aledaños ubicados en Santa Fe, Ciudad de México, disfrazando el negocio como un plan para «modernizar la infraestructura e industria militar».

Así lo reveló hoy el ex diputado federal Gerardo Fernández Noroña, dirigente de la Asamblea Nacional por la Independencia de México (ANIMO), en conferencia de prensa realizada a mediodía en un restaurante del Centro Histórico.

Según la denuncia del exdiputado, la zona en cuestión dispone de 7.5 millones de metros cuadrados de terreno, con 535 viviendas deshabitadas, un polideportivo, la Fábrica Real de Pólvora y Explosivos -con más de 100 años de antigüedad-, así como extensas áreas verdes aledañas al Bosque de Chapultepec, que conforman otro importante pulmón y foco de captación de agua en la capital del país.

Fernández Noroña mostró un documento confidencial que incluye detalles sobre la operación para privatizar la zona, tales como la evaluación de la falta de infraestructura para aprovechar el vital líquido, las posibles afectaciones de movilidad y otros temas de logística cuyas negociaciones se dejarían, ilegalmente, en manos de Cienfuegos y el «jefe de gobierno» capitalino, Miguel Ángel Mancera.

El empresario interesado en comprar esta zona militar, según los documentos en poder de Noroña, sería Carlos Peralta Quintero, socio de Raúl Salinas de Gortari en la firma IUSA, que en junio pasado fue exhibida tras revelarse que había simulado competencia para obtener contratos millonarios de Comisión Federal de Electricidad (CFE), en complicidad con el entonces director de la paraestatal y hoy dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza.

Lejos de constituir un proyecto de modernización de la infraestructura militar, como se intentó presentar desde el pasado 28 de agosto en Puebla, la privatización de la Zona 1-F se llevaría a cabo para edificar más desarrollos inmobiliarios en plena necesidad de vivienda por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Extraoficialmente se informó que, de concretarse la privatización del terreno, la obra del Tren Interurbano México-Toluca incluiría una estación previa a la terminal con acceso directo al sitio.

De esta manera, se pretende, por enésima vez, hacer negocio con bienes de la nación para beneficio de empresarios vinculados a lo más obscuro y podrido de la «política» mexicana -empezando por el propio Salvador Cienfuegos, su jefe directo Enrique Peña Nieto y, desde luego, los hermanos Salinas-, con el agravante del menoscabo absoluto a la seguridad nacional y el impacto medioambiental que implicaría devastar esa importante zona ecológica, de las pocas que quedan, en la Ciudad.

En tal sentido, Fernández Noroña convocó a toda la ciudadanía a estar alerta para impedir este nuevo atraco y, si fuera necesario, acampar alrededor de los terrenos para evitar a toda costa el ecocidio y la destrucción del campo militar 1-F.

La conferencia completa del exdiputado puede visualizarse a continuación:

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

1 respuesta

  1. moises edwin barreda dice:

    sería otro grave crimen en agravio a la nació, el que ese sardo con buitre y cuatro pedruzcos en las hombreras lograra vender esa superficie, en la que también está –¿o estaba?– la Escuela Militar del Material de Guerra, de la cual egresaban «armeros artificieros». De lo primero apenas tenían lo elemental, y absolutamente nada de lo segundo, a no ser que en algunos poyectiles y en granadas el TNT va en escamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *