Derrocha Bronco 235 MDP en “seguro catastrófico para NL”; beneficia a primo de Guajardo y a empresas de ‘fracking’

México, 6 de octubre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- El repugnante Jaime Rodríguez Calderón alias “El Bronco”, desgobernador de Nuevo León a punto de dejar el cargo para buscar una candidatura presidencial “independiente”, ya comenzó a guiñarle el ojo a los futuros financiadores de su campaña destinada a dividir el voto de la “oposición” en 2018.

De acuerdo con el diario El Economista, el Bronco despilfarró 235 MILLONES DE PESOS -dinero de todos los neoleoneses- en un “seguro catastrófico” que sólo servirá para enriquecer más a la empresa Seguros Afirme, filial de Grupo Afirme propiedad del banquero Julio César Villarreal Guajardo.

Según el medio referido, citando a su vez un boletín del “gobierno” estatal, la contratación de dicho seguro tiene por objeto “financiar la recuperación y reconstrucción de los potenciales daños materiales causados por un siniestro de origen natural y como fuente complementaria a los recursos federales del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN)”.

Sin embargo, el seguro sólo tendrá una vigencia de un año a partir de mañana 6 de octubre y cobertura limitada a 2 mil millones de pesos por daños derivados de diversos fenómenos naturales. En caso de terremotos, solamente dará cobertura a inmuebles de hasta 90 metros cuadrados para reparación, reconstrucción y construcción, introducción de los servicios básicos y contenidos.

El desgobierno del Bronco aseguró que la contratación del seguro fue realizada mediante un proceso de licitación pública nacional en el que participaron cinco empresas. Presumió también que recibió asesoría de la “Secretaría de Hacienda” (SHCP) y hasta de la “Organización de las Naciones Unidas” [¡qué risa!].

Sin embargo, llama la atención que la empresa beneficiada, Seguros Afirme, pertenece al próspero empresario regiomontano Julio César Villarreal Guajardo, identificado como primo del priista Ildefonso Guajardo Villarreal, “titular” de la Secretaría de Economía del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto. También es dueño del poderoso grupo acerero Villacero que este sexenio se estrenó haciendo negocios en el sector energético. Cada quien saque sus propias conclusiones.

Volviendo al tema del seguro: ¿por qué es una estafa para los neoleoneses? Este año se registró un incremento en la cifra de temblores en la zona, pero los movimientos reportados no alcanzaron los 4 grados Richter. De hecho se denunció que el aumento en la actividad sísmica coincidió con la práctica brutal del ‘fracking’ -fractura hidráulica de la tierra-, realizada por empresas trasnacionales en la región para saquear el preciado gas esquisto (shale). En Nuevo León casi no temblaba hasta antes de esa invasión.

Por tanto, si ocurriese alguna tragedia causada por esos movimientos telúricos, dichas empresas serían las responsables y estarían obligadas a pagar los daños, además de enfrentar los cargos penales correspondientes. Así que el criminal Bronco no contrató ese seguro para proteger a Nuevo León, sino a las trasnacionales asesinas.

Con información de El Economista y Norte Digital

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *