Desesperado, Anaya recurre al “voto fiado” con tarjetas que promete cargar con mil 500 pesos “después de ganar la elección”

México, 20 de junio 2018 (NOTIGODÍNEZ).- En su desesperación por no caer al tercer lugar de las preferencias electorales, Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición “Por Mexico al frente” (PAN-RD-MC), recurre ya a la estrategia de solicitar el “voto fiado” de la ciudadanía con tarjetas sin fondos que promete cargar con recursos “cuando gane la elección”.

Dicha estrategia fue introducida por primera vez durante el fraude electoral del año pasado en el Estado de México, igualmente con el reparto masivo de plásticos sin saldo y la promesa de que, tras la imposición del priista Alfredo del Mazo Maza, primo del actual usurpador de la presidencia Enrique Peña Nieto, recibirían depósitos por cantidades variables.

En el mismo caso se encuentra José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la alianza “Todos por México” (PRI-PVEM-ANAL), quien reparte en sus mitines un “certificado” acompañado de una tarjeta que -promete- será cargada con apoyos si el candidato gana los comicios. Se trata del programa “Avanzar contigo” que Meade promociona en radio y televisión.

Pese a que el reparto de esas tarjetas comporta una especie de coacción del voto, el Instituto Nacional Electoral (INE) avaló la estrategia al considerar que “es una forma válida de propaganda y se enmarca dentro de las promesas de campaña de los candidatos”.

En el caso de Anaya, las tarjetas rotuladas con las siglas “iBU”, “Ingreso Básico Universal”, están siedo entregadas por correo postal incluyendo una misiva personalizada y firmada por el propio candidato frentista.

De acuerdo con el portal Sinembargo, el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ha confirmado el reparto de estas tarjetas que ciudadanos y periodistas denunciaron a través de las redes sociales.

Cecilia Soto, ex candidata presidencial del Partido del Trabajo (PT) en 1994 y actualmente “diputada” federal por el PRD, confirmó que sí se están repartiendo estas tarjetas como una “representación gráfica gráfica del #IngresoBásicoUniversal que se implementará en el país en forma gradual.”

La propuesta, imposible de cumplir, consiste en entregar mil 500 pesos mensuales a cada ciudadano “por el solo hecho de ser mexicano”, lo que implicaría destinar aproximadamente 15 MIL MILLONES DE PESOS MENSUALES -del dinero de los propios mexicanos, claro está… ¿o usará Anaya su propia riqueza mal habida para financiar este “programa”?- considerando que en el país hay aproximadamente 100 millones de ciudadanos mayores de 18 años.

Alejandra Barrales Magdaleno, candidata a jefa de gobierno por el Frente, también ha repartido plásticos “Para las Jefas” y otros de descuento en el transporte público para estudiantes, cuyos beneficios serían obtenidos después de que la perredista ganase la elección.

Opinión:

El hartazgo de los mexicanos por esta y demás trapacerías ya es manifiesto aunque insuficiente. La indignación volverá a ser canalizada a través del voto pese al riesgo inminente de fraude. Y ese es el gran problema: esperar a que los criminales de siempre vuelvan a hacer su fraude para ver si “ahora sí reaccionamos”. ¿No deberíamos haber limpiado las instituciones antes para asegurar la legalidad de la elección y el respeto a la voluntad popular? ¿Por qué volver a esperar sentados la puñalada a sabiendas de que vendrá?

Con información y foto (fondo) de Sinembargo

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *