Ganará AMLO $108 mil mensuales como Presidente, menos de la mitad de lo que cobra el usurpador Peña

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 16 de julio 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo de la República, anunció que, una vez en el cargo, tendrá un sueldo de 108 MIL PESOS MENSUALES, esto es, menos de la mitad de lo que se embolsa el actual usurpador Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el diario El Financiero, el salario de López Obrador forma parte de un paquete de 50 medidas de austeridad que entrarán en vigor a partir de1 1 de diciembre de 2018, día en que el tabasqueño tomará posesión legal de la Presidencia de la República.

Ayer domingo, el virtual presidente electo dio a conocer su Plan de Austeridad durante una conferencia de prensa en su casa de transición ubicada en la colonia Roma de la Ciudad de México. Y el primer punto de su plan consiste en reducir el salario del Presidente de la República que actualmente supera los 200 mil pesos brutos.

“El Presidente de la República ganará menos de la mitad de lo que recibe Enrique Peña Nieto, sin ningún tipo de compensaciones», aseguró López Obrador. El usurpador «Peña cobra actualmente 270 mil pesos mensuales», por lo que el sueldo del tabasqueño será de 108 mil 248 pesos, esto es, 40 por ciento de la cifra asginada a Peña en el presupuesto de este año.

Asimismo, anunció medidas que van desde la cancelación de escoltas a funcionarios, fideicomisos sin sustento y eliminación de «cajas de ahorro de gobierno», hasta la reducción de la nómina en 70 por ciento a personal de confianza en todas las dependencias

A continuación, algunas de las medidas anunciadas por el tabasqueño en la conferencia de prensa citada por El Financiero:

“Ningún funcionario público podrá ocupar en su domicilio a trabajadores al servicio del Estado, si no lo tiene permitido o autorización para ello.

«Ningún funcionario sin causa de emergencia podrá ordenar cerrar calles, detener el tráfico, no respetar los semáforos o no respetar los lugares prohibidos. No se adquirirá ninguna mercancía de lo que se tenga en existencia suficiente en los almacenes públicos. No se remodelarán oficinas ni se comprará mobiliario de lujo. No tendrán chofer más que secretarios y subsecretarios.

«Los policías, militares o de corporaciones no estarán al servicio de funcionarios o particulares sin plena justificación.

“El Estado Mayor Presidencial se incorporará por completo a la Secretaría de la Defensa Nacional. Están suspendidos todos los fueros para los funcionarios públicos, así como reformar la ley para considerar como graves los delitos como tráfico de influencias, la corrupción, la asociación entre funcionarios y particulares para cometer fraude a la Hacienda Pública, al igual que el robo de combustibles y el fraude electoral.

«La Fiscalía General del Estado (actualmente Procuraduría General de la República) contará en los hechos con absoluta autonomía y no recibirá consigna alguna de la Presidencia de la República.

«La Fiscalía Electoral garantizará que las elecciones sean limpias y libres, mientras que la Fiscalía Anticorrupción será garante para acabar este mal que tanto ha dañado a México.

«No habrá adquisiciones de vehículos nuevos para funcionarios. No se comprarán sistemas de cómputo durante el primer año de Gobierno y no habrá más de cinco asesores por secretaría gubernamental.

«Sólo tendrán secretarios particulares los secretarios del gabinete; no habrá bonos. El salario será integral: los gastos de viáticos se limitarán a lo indispensable. Se suprimirá toda partida para gastos médicos privados”.

“No habrá caja de ahorro especial. No se viajará al extranjero sin la autorización de secretarios y la partida correspondiente se limitará a lo indispensable. Nadie podrá utilizar aviones o helicópteros privados, además de que se venderá la flotilla de aviones y helicópteros del Gobierno federal. Se conservarán los vehículos aéreos para Protección Civil y ambulancias aéreas».

Opinión:

Reiteramos: son medidas ciertamente necesarias para reducir el despilfarro gubernamental, aunque su eficacia dependerá finalmente del diseño del presupuesto y el destino de lo ahorrado. Pero también hay que enfatizar que todo esto es insuficiente si lo que se busca es incrementar los ingresos del país y, por tanto, mejorar la economía y aumentar el poder adquisitivo de los mexicanos. Para tal efecto, lo urgente es derogar la contrarreforma energética, frenar los atracos en el sector -incluyendo quitar los impuestos ilegales a las gasolinas- y recuperar la renta petrolera. Además, si de eliminación de privilegios se trata, ¿cuándo anunciará las medidas necesarias para obligar a la oligarquía a pagar los impuestos que le corresponden? ¿Cuál es el plan de eliminación de privilegios fiscales y recuperación de la riqueza nacional que empresas mineras, eólicas, petroleras, automotrices, refresqueras, inmobiliarias y demás trasnacionales criminales se han robado con la complicidad de sus títeres en el «gobierno»? Sin eso, cualquier «medida de austeridad» no será más que pura simulación engañabobos.

Con información de El Financiero

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *