Gasolina ha subido 20 POR CIENTO en menos de un año, cortesía Peña y su “reforma” energética, tan espuria como él

México, 20 de octubre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- La estrategia criminal de aplicar “micro-gasolinazos” diarios o cada tercer día, con aumentos de uno o dos centavos, le funcionó perfectamente al régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, pues la ciudadanía que a principios de este año protestó enérgicamente contra el saqueo, ahora duerme en sus laureles sin darse cuenta que el atraco es cada vez mayor.

A partir de la entrada en vigor de la contrarreforma energética, tan espuria como sus impulsores, el aumento en los precios ha sido tal que, en menos de un año, alcanza ya un 20 por ciento en promedio en todo el país. La farsa se denunció con toda claridad y anticipación suficiente, pero el pueblo no hizo caso y prefirió tragarse las falsas promesas del asesino de Atenco, quien indigestó a la población asegurando que “los precios bajarían”. Ahora, literalmente, los mexicanos vuelven a pagar muy caro las consecuencias de su cretinismo.

El 1 de noviembre de 2016, la gasolina Magna, de mayor consumo entre la población, registró un precio de 13.98 pesos por litro. Menos de un año después, el 19 de octubre pasado, la “Comisión Reguladora de Energía” (CRE) anunció un precio exorbitante de 16.68 PESOS POR LITRO, promedio nacional, 20 por ciento superior al de noviembre y diciembre del año pasado. En otras regiones, aún con la “liberalización al mercad”, el incremento ha sido incluso superior.

Hoy, siguiendo con la estrategia engañabobos de simular fluctuaciones, el precio de la gasolina Magna se estableció en 16.66 pesos por litro, dos centavos menos que los días anteriores. Sin embargo, la tendencia a la alza es inocultable… y no hay reacción de la ciudadanía que sigue pagando sin rechistar.

En el marco de la aprobación de la Ley de Ingresos 2018, los criminales que usurpan las curules del Palacio Legislativo de San Lázaro, particularmente la banda del “Partido Revolucionario Institucional” (PRI) y sus satélites, avalaron mantener el impuesto ilegal que se aplica a las gasolinas, con el fin de prolongar la “política” de los incrementos dosificados. En esta ocasión, al PAN le tocó simular desacuerdo con sus eternos cómplices prisitas, mientras que el PRD les hizo la valona abandonando mañosamente la sesión para mermar el voto de la “oposición” eternamente minoritaria.

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado actualmente a las gasolinas, es absolutamente abusivo e ilegal debido a que se incluye de manera oculta en el precio de venta. Encima, dicho precio inflado se vuelve a gravar con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento, lo que constituye una doble tributación, también ilegal.

Al margen de todo ello, la gasolina en México no debería gravarse con impuesto alguno, ya que el país dispone no sólo de reservas incalculabes de petróleo, sino de probada capacidad técnica para refinar y producir combustibles. Lejos de privilegiar el necesario desarrollo de esa industria, los regímenes usurpadores de 1988 a la fecha se han dedicado a desmantelarla. Va de nuevo: los mexicanos pagan muy caro las consecuencias de haber permitido semejante atraco a sus propios intereses.

La fracción del partido “Movimiento Regeneración Nacional” (Morena) denunció que el bloque PRI, AN, RD y aliados, preparan la imposición de un nuevo mega-gasolinazo que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018. ¡Claro! Hay que emprezar a preparar el financiamiento para el fraude. ¿Y quién pagará? Mírate al espejo, tarugo, y síguele “trabajando por México”…

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *