«Gobiernos» anteriores dejaron al ISSSTE en quiebra; compraban medicinas 1000% más caras

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 23 de abril 2019 (NOTIGODÍNEZ).- Debido al abandono, corrupción y saqueo de los regímenes anteriores, particularmente del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se haya en quiebra financiera y podría dejar de operar en julio de este año.

Así lo adelantó el director de Administración y Finanzas del instituto, Mario Zenteno Santaella, quien denunció que los desgobiernos anteriores parecían tener la consigna clara de desemantelar al organismo, pues dejaron de inyectar recursos, incrementaron monstruosamente los pasivos, entregaron contratos con sobrecosto y otras prácticas criminales.

En comparecencia ante la Comisión de Saludo del Senado de la República, ayer 22 de abril, el funcionario denunció que el régimen usurpador de Peña Nieto “dejó de pagar, de darle recursos al Instituto; no quiero pensar mal, si haya sido por el año electoral”.

Lo anterior queda en evidencia al revisar los pasivos –deuda– del ISSSTE de los últimos seis años, pues de de 2012 a 2017 mantuvo un promedio de seis mil millones de pesos, y para 2018 ascendió a casi 19 mil millones.

Zenteno detalló que gran parte del abultado pasivo de 2018 se generó sin haber tenido insuficiencia presupuestal, lo que implica que las «autoridades» encargadas del instituto en administraciones pasadas cometieron daño patrimonial en su contra.

Por ello, Zenteno advirtió que “en su momento” darán a conocer los nombres de los responsables y se procederá conforme a la ley.

“No puede haber impunidad. El ISSSTE es tierra de nadie […] desmantelaron la institución, hasta el carrito de anestesia está subrogado. La realidad supera la ficción en el ISSSTE”, puntualizó el funcionario citado por Animal Político.

Además de la deuda injustificada y creciente, el ISSSTE adquiría medicamentos mucho más caros a proveedores «consentidos» del espuriato peñista. El sobrecosto alcanzó hasta mil por ciento en muchos casos.

Como ejemplo mencionó el el contrato que el ISSSTE firmó con el proveedor SILODISA, que presta servicios de distribución de medicamentos y material de curación, con vigencia del 6 de junio de 2017 al 5 de junio de 2020, por un monto de 3 MIL 331 MILLONES DE PESOS. Esta empresa, djio el funcionario, le cuesta al instituto 13 MIL 370 MILLONES DE PESOS AL AÑO por un servicio que la institución podría llevar a cabo por sí misma.

“Tenemos el problema de las delegaciones, que al amparo de la autonomía de gestión realizan de manera libre muchas de las compras y ahí probablemente hay focos de corrupción muy importantes”, denunció.

No obstante, admitió que en la administración actual del instituto no hay evidencia de que esas prácticas se hayan terminado.

Zenteno se comprometió a generar, en el nuevo gobierno, lo necesario para poner orden administrativo y entregar los primeros resultados probablemente en octubre, aunque reiteró que el instituto se halla en quiebra y será muy difícil rescatarlo.

Opinión:

¿Cómo va a «poner orden administrativo» en el ISSSTE? ¿Cuál será la estrategia? ¿Recurrirá acaso a la «inversión privada»? Así le llaman ahora a la PRIVATIZACIÓN. Entregan bienes de la nación a particulares a cambio de una bicoca para el pueblo. Ese fue siempre el objetivo de los «gobiernos» anteriores al desmantelar la infraestructura nacional: justificar su quiebra y posterior privatización. Le llegó la hora al ISSSTE y no se sorprendan cuando se anuncie que habrá «licitaciones» para que empresas privadas se hagan cargo del servicio. La oligarquía no parará hasta desaparecer por completo los pocos servicios públicos que quedan para que el pueblo le pague a ella todo.

Con información de Animal Político

SIGUE A NOTIGODÍNEZ

Tu apoyo siguiéndonos en nuestras redes sociales es muy importante para continuar nuestra labor. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *