Lozoya autorizó triple desfalco millonario a Pemex en beneficio de Ricardo Salinas Pliego

México, 24 de febrero 2019 (NOTIGODÍNEZ).- El priista Emilio Lozoya Austin, ex “director” de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el primer tramo del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, autorizó la compra millonaria de una empresa que se hallaba casi en quiebra financiera, beneficiando con ello al propietario, Fabio Massimo Covarrubias Piffer, y principalmente a Ricardo Salinas Pliego, dueño de Grupo Salinas y actualmente aliado del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El propio Lozoya también habría obtenido beneficios económicos luego de que Pemex, bajo su dirección, concretara la compra de Grupo Fertinal a través del Proyecto Kimora, que representó un triple desfalco multimillonario a las finanzas de la petrolera mexicana.

De acuerdo con la revista Proceso en su edición 2208, el Proyecto Kimora fue diseñado en 2015 con la participación directa de Austin y su equipo de asesores en la dirección de Pemex, para la adquisición de la productora de fertilizantes Grupo Fertinal, cuyo accionista principal era el empresario de origen italiano Fabio Massimo Covarrubias.

Dicha empresa, según detalla el citado semanario, tenía un valor estimado en 15 millones de dólares y arrastraba una deuda de casi 430 MILLONES DE DÓLARES, de los cuales 406 millones habían sido contratados ante dos instituciones crediticias: Banco Azteca y Arrendadora Internacional Azteca (AIA), ambas propiedad del voraz Ricardo Salinas Pliego.

Proceso detalló que Pemex adquirió a Grupo Fertinal por 203.4 MILLONES DE DÓLARES, esto es, 13 veces más de lo que realmente valía la empresa. Encima, la compra se realizó mediante un fideicomiso abierto… en Banco Azteca.

Por si fuera poco, en las abusivas condiciones del proyecto se estableció que Pemex absorbería la mencionada deuda de la empresa con las arrendadoras de Salinas Pliego. Según el Proyecto Kimora, Pemex deberá reembolsar ese monto durante los próximos 16 años mediante dos créditos: uno de ellos celebrado con Nacional Financiera (Nafin), el Banco de Comercio Exterior (Bancomext) y… ¡el propio Banco Azteca!, por 360 MILLONES DE DÓLARES.

¡Y aún hay más! El 25 de septiembre de 2015, semanas antes de concretarse la operación y mientras Grupo Fertinal estaba sujeto a auditorías como parte del proceso de compra-venta, los accionistas se otorgaron a sí mismos un dividendo por 871 MILLONES 500 MIL PESOS. ¿Y quién lo pagó? Pemex, el mismo día que concretó la adquisición de la empresa.

En el anexo de compraventa citado por Proceso, se establecía que el dividendo estaba prohibido “con la salvedad de que el pago de dividendos puede realizarse obteniendo el consentimiento previo y por escrito del acreedor”, es decir… de Salinas Pliego a través de AIA.

De esta manera, AIA autorizó el dividendo y Banco Azteca lo repartió: 619 millones de pesos se entregaron en efectivo a los accionistas, mientras que otros 252 millones 100 mil pesos se otorgaron mediante la capitalización de Grupo Fertinal, según las actas de la empresa del 28 de enero de 2016 en poder del semanario aquí citado.

La responsabilidad en este triple desfalco contra Pemex, además de recaer en Lozoya, Covarrubias y Salinas Pliego, se extiende al Consejo de Administración de la paraestatal, entonces presidido por el “secretario de Energía” Pedro Joaquín Coldwell, a despachos de consultoría y a la firma Evercore Group LLC, por esas fechas presidida por el priista Pedro Aspe Armella, quien fuera secretario de Programación y Presupuesto en el espuriato de Carlos Salinas de Gortari. En efecto, Evercore y la consultora trasnacional Deloitte, también recibieron jugosos pagos a costillas de Pemex derivados del Proyecto Kimora.

Aunque Lozoya aseguró que no autorizó personalmente la compra de Grupo Fertinal, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que Lozoya y su Coordinación de Asesores sí encabezaron “la supervisión y el seguimiento de la adquisición” de esa empresa. Cuando la auditoría pidió al sujeto estudios y razones por las cuales dieron luz verde a la compra, respondió que “esos documentos no existían”.

Opinión:

Quedará en la conciencia de López Obrador haberse aliado con el delincuentazo Ricardo Salinas Pliego, pese a todos estos robos monstruosos a la nación que el propio AMLO conoce muy bien y que, en otra época, habría repudiado a voz en cuello. El miserable y ruin Salinas Pliego forma parte de “los de arriba”, esos que tragan saliva cuando el tabasqueño los alude en sus conferencias de prensa. Pero el doble discurso de AMLO también lo exhibe en su propia inmoralidad repulsiva. ¿Por qué aliarse con un sujeto de la ralea de Salinas Pliego, integrante fidedigno de la “mafia del poder” que tanto ha dañado a México? El farsante ha quedado, desde hace bastante tiempo, al descubierto, y sólo los mentalmente ciegos o los muy imbéciles no lo pueden ver… porque no quieren. Es más fácil, más “seguro” aferrarse a la fantasía infantil de contar con un líder inmaculado, que reconocer, como adultos pensantes, LA FARSA Y HACER ALGO PARA REMEDIARLA.

Con información de Proceso

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Un comentario sobre “Lozoya autorizó triple desfalco millonario a Pemex en beneficio de Ricardo Salinas Pliego

  1. Lozoya durante su administración utilizo su puesto para entre otras dudosas actividades,cabildear ante gobiernos del sudeste asiático en la compra de plataformas petroleras usadas que luego serian rentadas a Pemex con contratos de largo plazo y con excelentes ganancias que facilmente amortizarian los prestamos bancarios que proporcionaron los fondos..excelente negocio muchas veces se le vio por aquellas tierras apoyando a sus amigos para que pudieran obtener las plataformas😒😒😒

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *