OTRO RÉCORD DE PEÑA: Se irá dejando 15 MIL MENORES ASESINADOS por continuar «guerra» de Calderón

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 11 de octubre 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Consolidado como el más sangriento de la historia, el régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, terminará con la cifra macabra de 15 mil menores de edad asesinados tras continuar con la «guerra» de su genocida antecesor, también espurio, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.

De acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), el «Estado» secuestrado por Peña y su mafia no atendió las recomendaciones en la materia emitidas por diversos organismos internacionales, además de negarse a invertir en programas preventivos y de fomento al desarrollo de la infancia, lo que derivó en la masacre de niños y adolescentes más cruenta de la historia.

“Tenemos un registro hasta diciembre de 2017 de casi 13 mil niños, niñas y adolescentes asesinados, esto en el marco de la estrategia de militarizar el país y declararle la guerra al narcotráfico. Son datos del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía)», denunció Juan Martín Pérez, director del Redim, en entrevisa para el portal Sur Acapulco.

«Y sí, el [régimen] mexicano no atendió las recomendaciones, pues desde 2011 el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas notó que existía en el país un alto impacto negativo para menores, al documentar al menos 2 mil homicidios dolosos directamente vinculados a esa lucha”, continuó.

En tal sentido, señaló que durante el régimen peñista se agudizó la violencia contra menores y adelantó que el sexenio cerrará con aproximadamente 15 mil niños y adolescentes asesinados, así como otros 7 mil desaparecidos. De seguir la tendencia, unos 26 mil 824 menores de edad caerán víctimas de la violencia en el próximo sexenio.

Sobre las acciones y medidas emprendidas por el espuriato peñista para tratar de mitigar dicho impacto negativo, Pérez denunció que no hizo absolutamente nada y que las cifras de horror son consecuencia de esa omisión dolosa por parte del régimen mexicano.

Desde que el grupo criminal conocido como Partido Revolucionario Institucional (PRI) regresó al «gobierno» de Guerrero, la entidad se ha convertido en la más violenta del país por encima del sangriento Estado de México -lo que parecía imposible- y actualmente concentra la cifra mayor de menores asesinados.

Por todo ello, Pérez llamó al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien tomará posesión del cargo el proximo 1 de diciembre, a «colocar en el centro y prioridad a niños, niñas y adolescentes» para romper el círculo vicioso que está azotando a la niñez mexicana con consecuencias fatales.

Opinión:

Primero: Peña no tenía razón alguna para cumplir las recomendaciones en materia de protección a la infancia. Como hemos dicho hasta el cansancio, no se robó la Presidencia para servir y proteger a los mexicanos, al contrario. Ahora pagamos literalmente con sangre haber permitido su imposición. Segundo: el ejército debe regresar a los cuarteles para calmar la violencia exacerbada en el país. Esto lo ha sabido siempre López Obrador y por ello prometió desde 2012 que revertiría la militarización iniciada por el genocida Calderón. Todo parece indicar que el tabasqueño se ha echado para atrás también en ese importante compromiso. En tanto, ¿de verdad, México, vas a dejar irse impune al asesino de Atenco?

Con información de Sur Acapulco

SIGUE A NOTIGODÍNEZ

Tu apoyo siguiéndonos en nuestras redes sociales es muy importante para continuar nuestra labor. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *