Peligro de militarización y restricción de libertades; HAY QUE REACCIONAR YA PARA IMPEDIRLO

Por Antonio Gershenson
(La Jornada)

Las leyes de Estado de excepción y de seguridad interna, que permiten una seria limitación de libertades y que están en proceso de aprobación, se suman a la fase de militarización que vive el país. También se agregan al aumento de represión contra movimientos populares, e incluso al incremento de encarcelamientos y asesinatos de civiles, dirigentes sociales y políticos en varios estados.

La creciente utilización del Ejército en estas operaciones también es un peligro para la democracia y para los movimientos sociales y populares. La decreciente imagen pública del [régimen usurpador] y las pasadas y previsibles derrotas electorales del partido en el poder, y su excelente relación con el nuevo presidente de Estados Unidos, son posibles causas de estos cambios, pero no los justifican, sino al contrario.

Debemos hacer lo posible por cambiar o frenar esos intentos. No es la primera vez que un gobierno de nuestro país aprovecha el fin de año para tratar de aprobar leyes impopulares. No se me va a olvidar el intento, a fines de 1977, de aprobar una ley nuclear reaccionaria. Pese a las vacaciones, se hizo una labor en la Cámara de Diputados y se logró, con apoyo de diputados progresistas del PRI, primero, que se pospusiera el proyecto al año siguiente, y luego, que se modificara de manera radical.

En estos días padecemos más alzas de precios, inclusive de alimentos y gasolina, cuyo importe se refleja en todo, en una reducción del salario real, incremento del uso del Ejército contra civiles, problemas de desempleo y otros.

También hay explosiones por la venta descuidada de cohetes, con muertos y heridos, mientras que el Senado mantiene congelada la ley de pirotecnia el gobierno dice que va a atender a los lesionados, pero no que va a resolver el problema para que no siga habiendo más víctimas mortales y personas afectadas por esta razón.

Vale la pena analizar un poco más lo del robustecimiento a los precios de la gasolina, y quiénes les sacan provecho.

De la información en el periódico, se ve que quienes sacan provecho de las súper importaciones mexicanas de gasolina son las transnacionales. Como todos los pasos que ha dado el “gobierno” en relación con lo que queda de Pemex.

Como la producción de Pemex baja y baja, por un lado por el burocratismo y por otro por el entreguismo, si hubiera inversión adecuada se podría contrarrestar esa caída en la producción petrolera. Además, llevamos décadas sin una nueva refinería, desde que los burócratas derechistas ocuparon la Presidencia el uno de diciembre de 1982 con Miguel de la Madrid. Ante el terror que se amenazaba con el nuevo gobierno, el presidente saliente, López Portillo, tomó una serie de medidas, empezando por la nacionalización de la banca el uno de septiembre de 1976.

Fuente

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *