Perú: expresidente se suicida por nexos con Odebrecht; México: Fox, Calderón y Peña, risa y risa

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 18 de abril 2019 (NOTIGODÍNEZ).- Alan García Pérez, dos veces expresidente del Perú, se suicidó ayer miércoles en su domicilio ubicado en Lima, capital peruana, para evadir su inminente aprehensión por vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, denunciada y sancionada en todo el mundo –literalmente excepto en México– por su monstruosa corrupción.

De acuerdo con la información que al respecto circuló en la prensa internacional, García se habría disparado en la cabeza poco antes de que la policía irrumpiera en su domicilio para arrestarlo en cumplimiento a la orden de aprehensión que pesaba en su contra.

Como en otros casos en todo el mundo, el expresidente peruano había sido señalado por recibir presuntos sobornos de la constructora Odebrecht a cambio de contratos de obra pública. Concretamente, el gobierno de García otorgó a la empresa un jugoso contrato para la construcción de la línea 1 del metro de Lima.

Alan García siempre negó las acusaciones en su contra, pero el Poder Judicial peruano siguió con las indagatorias hasta emitir una orden de arresto que sería ejecutada ayer, derivada de sus investigaciones sobre el caso.

Este día, amigos, familiares y simpatizantes del dos veces expresidente (1985-1990 y 2006-2011) realizaron un funeral con honores para despedirlo. Sin embargo, el gobierno rechazó llevar a cabo una ceremonia de Estado.

Mientras tanto en México, el ex «presidente» Vicente Fox Quesada y los ex usurpadores presidenciales Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, siguen libres, impunes y risa y risa, pese a que durante sus sexenios también otorgaron grandes contratos a la corrupta empresa Odebrecht.

En el como del cinismo, Felipe Calderón envió un mensaje a la red social Twitter para lamentarse por el suicidio de Alan García. Convenientemente, omitió mencionar que él mismo –Calderón– aparece en las «investigaciones» sobre el caso Odebrecht que en Perú orillaron a García a suicidarse.

De acuerdo con la agencia Proceso (Apro), la presencia de Odebrecht en México se remite al «gobierno» de Vicente Fox, cuando en 2005 la constructora brasileña obtuvo de aquel dos licitaciones internacionales con Pemex Refinación: uno por 317 millones de dólares y otra por 317 millones 900 mil dólares para la reconfiguración de la Refinería “General Lázaro Cárdenas”, en Minatitlán, Veracruz.

Posteriormente, los regímenes usurpadores de Calderón y Peña Nieto siguieron entregando contratos millonarios a la empresa entre 2010 y 2014, e incluso ambos usurpadores se reunieron personalmente con el entonces dueño de la constructora, Marcelo Odebrecht, hoy convicto en su país.

Pese a que directivos de Odebrecht confesaron a las autoridades brasileñas que entregaron jugosos sobornos a altos «funcionarios» mexicanos, a la fecha se desconocen los nombres de los involucrados y no hay un solo detenido en nuestro país por ese caso.

Jactándose de su impunidad, Fox, Calderón y Peña Nieto se exhiben libres por México y el mundo, burlándose de la inteligencia pública y desafiando abiertamente la dignidad del pueblo mexicano.

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *