Reprimen a CNTE en Morelia por 2 horas de protestas… CTM (PRI) secuestró Oaxaca más de medio día y no la tocaron

México, 7 de noviembre 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Otra faceta ignominiosa de la realidad mexicana queda perfectamente exhibida en esta nota: represión salvaje contra los pocos movimientos que siguen luchando por sus derechos, e impunidad para los delincuentes y sus hordas salvajes de golpeadores que tienen secuestrado al país.

De acuerdo con la agencia Proceso, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (Staspe), fueron reprimidos tras realizar una veintena de protestas y bloqueos en Morelia, capital de Michoacán, cuyo gobierno usurpa el perredista Silvano Aureoles Conejo, lacayo represor del asesino de Atenco y actual usurpador de la presidencia, Enrique Peña Nieto.

Según el citado medio, los inconformes reclamaron el pago de recursos por parte del desgobierno de Aureoles. ¿La respuesta? Policías estatales y elementos del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) fueron enviados a los diversos puntos ocupados por los manifestantes para retirarlos por la fuerza. El saldo fue de 10 detenidos y otros tantos golpeados.

En contraste, integrantes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), brazo priista dentro del sector obrero, secuestraron Oaxaca por más de medio día y nadie les tocó un pelo. El motivo del caos fue la detención del líder de la CTM en el estado, Marco Antonio Sánchez Cruz, acusado del asesinato de cinco personas en 2013.

Proceso informó que, tras la detención del presunto delincuente, agremiados de la CTM sitiaron la capital y otras regiones del estado con más de 20 bloqueos carreteros, obligando a la suspensión de labores gubernamentales, parálisis del transporte público y retraso en las corridas de autobuses locales y foráneos.

Escuelas y comercios también suspendieron labores luego de que las hordas de cetemistas ocuparan la capital desde las 22:00 horas de ayer lunes, inmediatamente después del arresto de Sánchez Cruz.

Al menos 20 cruceros fueron secuestrados por transportistas de la CTM, inmovilizando por completo a la capital oaxaqueña. Desde luego, no se reportó presencia policiaca alguna. Los cetemistas operaron a placer bajo la protección del desgobierno priista encabezado por Alejandro Murat Hinojosa.

Fue hasta pasadas las 10 de la mañana de hoy cuando los agresores se fueron retirando paulatinamente.

Marco Antonio Sánchez Cruz ha sido acusado de homicidio calificado con agravantes de premeditación y ventaja. Concretamente se le imputa su participación en la ejecución de cinco personas “perpetrada a las 22:15 horas del 13 de junio de 2013, a la altura del kilómetro 80 de la carretera Cristóbal Colón en el poblado de San Pedro Totolapan, donde (las víctimas) fueron privadas de la vida cuando caminaban a orillas de la carretera después de acudir a una reunión de transportistas”.

Nótese pues que los priistas sí tienen derecho a manifestarse libremente cada que les viene en gana: ya sea para exigir terrenos -caso de Antorcha Campesina- o la liberación de sus líderes cuando son usados como chivos expiatorios de peores delincuentes. En cambio, los maestros, normalistas, activistas o damnificados de los sismos no pueden hacerlo, a menos que estén preparados para ser brutalmente reprimidos, golpeados y detenidos arbitrariamente. Otra escena más en el teatro del absurdo llamado México, eternamente secuestrado por criminales mantenidos, a su vez, por un pueblo inmóvil y más dormido que nunca…

Con información de Proceso (1, 2)

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *