Con la “reforma” laboral, esclavos automotrices trabajan mucho más por unos cuantos centavos extra; producción aumenta 8.1%

En medio del estancamiento económico, el dólar arriba de los 15 pesos, la baja en los precios del petróleo y el alza inflacionaria, la industria automotriz –como los bancos– parece no sufrir jamás los efectos de la crisis. Tiene todo el sentido: con la aprobación de la contrarreforma laboral que liquida prestaciones y paga por hora, las corporaciones se ahorran millones y los esclavos del ramo se ven obligados a trabajar mucho más para obtener unos centavos extra. ¿Quiénes ganan? Evidentemente, las empresas esclavistas que aumentan su producción y sus ventas de exportación. ¡Salió muy bueno el bussines de la imposición de Peña y las contrarreformas! ¿Ahora entienden por qué cada vez más automotrices están llegando a México?

Reuters

La producción de vehículos de México creció 8.1% interanual en marzo en tanto que las exportaciones aumentaron 13.2% en el mismo mes, dijo el miércoles la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

México exporta gran parte de su producción automotriz a Estados Unidos, su mayor socio comercial.

Las armadoras automotrices establecidas en México fabricaron 299,809 vehículos ligeros y exportaron 261,256 en el tercer mes del año, dijo la AMIA.

Los envíos a Estados Unidos se incrementaron 13.9% en el mes a 178,631 unidades, destacó la entidad.

Las ventas de vehículos ligeros en el mercado doméstico crecieron 22.4% interanual a 104,902 unidades.

La AMIA agrupa a las unidades en México de las estadounidenses Ford y General Motors; las japonesas Honda, Mazda, Nissan y Toyota; la alemana Volkswagen y la italiana Fiat, que controla a Chrysler.

Brasil pone freno…y reversa

La producción brasileña cayó en marzo 4.6% interanual, para situarse en 253,000 unidades, y acumula un retroceso del 14.3% en los tres primeros meses de 2015, según datos publicados este martes por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (Anfavea).

Ante la profunda desaceleración económica de Brasil, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) debería contraerse este año 1%, las ventas nacionales se mantuvieron estancadas en comparación con marzo del 2014, debido sobre todo a la mayor demanda en marzo por los numerosos feriados de febrero por el Carnaval.

Fuente

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *