Gasolinera que más roba en el país pertenece a familiares del priista Jesús Murillo Karam

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 18 de julio 2019 (NOTIGODÍNEZ/EA NOTICIAS).- La estación de Servicio GESA ubicada en el Venado, Mineral de la Reforma, Hidalgo, fue ventilada hace un par de semanas por robar a los consumidores alrededor de 900 mililitros por cada 20 litros suministrados; la misma es propiedad de Gerardo Saade Kuri y Gabriela Murillo Ortega, quienes son yerno e hija del exprocurador y exgobernador priista Jesús Murillo Karam.

Dicha estación fue identificada como la gasolinera que más roba en el país, según las verificaciones realizadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) entre el 24 y 28 de junio, según dio a conocer la semana pasada Ricardo Sheffield Padilla.

Los resultados de dichas inspecciones arrojaron que la gasolinería registraba un
faltante de 896.28 mililitros por cada 20 litros.

La gasolinera inmovilizada tiene por permiso el PL/1357/EXP/ES/2015 y está ubicada en Av. San Marcos 76, El Venado, Mineral de la Reforma. Otra gasolinera de Grupo GESA se encuentra en Río de las Avenidas 1203, Palmitas en Pachuca; su permiso es PL/1351/EXP/ES/2015.

No sería la primera vez que se usan prestanombres y/o se beneficiaron a familiares de Murillo Karam en la administración pública.

Trafican 6 gasolineras de Hidalgo con combustible donado

Según documentos a los que tuvo acceso Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) al menos 50 gasolineras fueron detectadas por Pemex comercializando hidrocarburo que fue donado a gobiernos estatales y a dependencias federales, constituyendo un delito y otra forma de huachicoleo por parte de los empresarios.

En el reporte que se presentó, solamente se detalló el desvío de Hidrosina, propiedad de William Jorge Karam Kassab y familiar del exgobernador Jesús Murillo Karam según fuentes periodísticas.

De las referidas, 6 son de Hidalgo.

Contratos para los familiares de Murillo

Mexicanos Contra la Corrupción identificó en 2016 que dos empresas constructoras de hijos, sobrinos y parientes políticos de Jesús Murillo Karam, el ex procurador general de la República, y una más estrechamente vinculada a ellas, ganaron contratos de obra por 4,625 millones de pesos (más de 300 millones de dólares), justo durante los tres años en que él ocupó uno de los puestos más importantes en el gabinete presidencial.

Las empresas Alvarga, Kuoro e Itrio multiplicaron, en ese periodo, 714% sus contratos de obra pública. Y las tres vieron apagarse su estrella cuando Murillo Karam salió del gabinete presidencial.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad obtuvo copia de 43 contratos asignados a estas empresas en 17 estados, y tras una revisión encontró aumentos injustificados en precios, adjudicaciones directas poco claras, obras entregadas a destiempo, un fraude probado, e incluso un caso, en el estado de Campeche, en el que se usaron productos piratas en la construcción de un rompeolas.

NOTIGODÍNEZ EN REDES SOCIALES

¿Gustas apoyarnos? La mejor manera de hacerlo es leyendo, comentando, reflexionando y pasando la voz sobre nuestros contenidos, así como incluyéndonos en tus favoritos. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *