Jorge Iván Villalobos, actual vicecoordinador parlamentario del PAN, gestionaba casinos y “mordidas”

REFORMA / Redacción

Cd. de México (13 mayo 2014).- Jorge Iván Villalobos, actual vicecoordinador parlamentario del PAN, habría gestionado en 2011 trámites en favor de un casino vinculado a los hoy diputados guanajuatenses Luis Alberto y Ricardo Villarreal, según se desprende de grabaciones telefónicas conocidas por REFORMA.

En una conversación con David Preciado, entonces jefe de oficina de la Subsecretaría de Gobernación, ocurrida entre agosto y septiembre de 2011, Villalobos le pide ayuda para que el negocio de los Villarreal opere con un permiso irregular de la empresa Juegos de Entretenimiento y Videos Cadereyta.

“La bronca es que estos (casinos) ya estaban operando y con Cadereyta (…) Ahí hay hasta denuncia penal que está en contra de Cadereyta. Todos los establecimientos que ya tenían aviso de apertura, pues, van sobre ellos”, explica Preciado.

“¿Incluidos los de Villarreal? Y que no los han subido, por cierto (a la página de Gobernación)”, revira Villalobos.

Preciado advierte que, tras el incendio del Casino Royal -ocurrido en agosto de 2011-, en la Segob había presiones para no otorgar permisos a casinos.

“No, pues, ya se lo van a negar, güey (el permiso). Ahora, una vez negado, ya no puede volver solicitarlo, ¿verdad?”, insiste Villalobos.

David Preciado pide que no litiguen. “Está bien. Yo se lo comunico”, dice Villalobos.

Otra conversación conocida por REFORMA revela la negociación de un moche para dar a un Alcalde recursos del presupuesto de 2013.

Permiso en vilo

En 2011, Villalobos sostuvo un diálogo telefónico con David Preciado Juárez, colaborador de Juan Marcos Gutiérrez, ex subsecretario de Gobernación, quien le explica al hoy diputado que es ilegal y complicado intentar operar un centro de apuesta con el permiso de Juegos de Entretenimiento y Videos Cadereyta (JEVC).

Dicha empresa operó con una licencia denominada “criterios administrativos de excepción” el Casino Royal, en el que murieron 52 personas en un incendio provocado por Los Zetas.

La empresa Grupo Win, propiedad del actual diputado Ricardo Villarreal, Víctor Adrián Anguiano Villarreal y de Samuel Lejtik Vargas, desistió del permiso de JEVC y luego firmó un nuevo contrato para operar el Casino Grand en León con el permiso de la empresa Jaguar Entertainment.

David Preciado: La bronca es que estos (casinos) ya estaban operando y con Cadereyta (JEVC) (…) ahí hay hasta denuncia penal que está en contra de Cadereyta. Todos los establecimientos que ya tenían aviso de apertura, pues van sobre ellos.

Jorge Villalobos: ¿Incluidos los de Villarreal, güey? Y que no los han subido por cierto (a la página de Gobernación).

Preciado: No, si no están no; si no están arriba, no. La bronca es que éstos ya estaban operando con Cadereyta; de hecho ya está el oficio, mañana o pasado les notifican, o sea les niegan sin decirles.

Villalobos: Entonces, ¿no se puede hacer nada? pa’ decirle a estos güeyes, cabrón.

Preciado: No. Lo veo difícil. Nosotros por lo que vamos es en contra del pinche criterio con el que opera Cadereyta.

Preciado advierte que tras el incendio del Casino Royal tenían una presión y no era tan fácil otorgar o gestionar permisos para casinos.

Preciado: Después de que pasó toda esta madre (el incendio), sí se nos complica, ya ves que la última vez dijimos era ver de qué manera al final todo se apaciguaba… ciertamente sí esta complicado…, no sé y desconozco los de Villarreal; esos a lo mejor corren otra suerte, de alguna manera, pero lo de Cadereyta sí está cabrón.

Villalobos: Pues déjame les digo así, al chilazo, güey.

Preciado: Pero muy prudente y discretamente, ¿no?, sin manejar nombres.

Villalobos: Lo veo directamente con Luis (Villarreal), le digo ya, que ni lo cuelguen, ¿no?, no pues ya se lo van a negar, güey (el permiso). Ahora, una vez negado ¿ya no puede volver solicitarlo, verdad?

Preciado: Nooo, más que la negada es el otro tema. Estamos yendo por el criterio (“criterios administrativos de excepción”), no es nada más un establecimiento, ni por un aviso, todos los que operan al amparo de Cadereyta, no tiene sentido.

Villalobos: Bien, ok, no, pues, entonces les digo que ni se metan en pedos.

Preciado: Sí, no, con esos no.

Villalobos: Está bien, yo se lo comunico.

Moches y coscorrones

En otras grabaciones de llamadas telefónicas, Jorge Villalobos habla con una persona identificada como “Javier” y ofrece una supuesta partida de 200 millones de pesos para un Alcalde de nombre Julián.

El diálogo se realiza a finales del 2012, durante la negociación del Presupuesto para el año 2013.

“Javier”: Oye, ¿es FAEB o obra pública determinada o qué?, y está más puesto que un calcetín ¿eh?…Te pareció bien el número, porque me decía que lo querías ver o qué.

Villalobos: Creo que va a tener que ser un poquito más güey….yo creo que va a tener que ser un coscorrón más güey.

“Javier”: Pero no más del 10, no creo que le entren ¿eh?

Villalobos: Bueno, déjame checo y ahorita te aviso. Mándame un mensaje para ver cuánto es de los recursos y yo ahorita te digo.

“Javier”: Eran 200, creo.

Villalobos: Ah bueno, ándale pues, ya estás, hablamos entonces yo creo que sí se arma.

“Javier”: Órale…

Villalobos: Sale, bye

“Javier”: Ahí estamos pendientes…

Polémico asesor

Jorge Villalobos, uno de los políticos más cercanos a Gustavo Madero y segundo al mando de la diputación panista, ya se ha visto involucrado en otros escándalos.

El 29 de mayo del año pasado, REFORMA reveló una serie de audios en los que el legislador panista presumía su control en el PAN y en el nombramiento de funcionarios.

Villalobos, quien fue secretario particular de Madero cuando éste fue senador y jefe de la oficina de la presidencia del blanquiazul con el chihuahuense como dirigente, se jactaba en esos audios -que datan de 2012- de lograr desde el Senado el nombramiento de Lizandro Núñez como Administrador General de Recaudación Fiscal del SAT.

“¿A que no sabes quién va a ser el Administrador General de Recaudación Fiscal….?, ‘El Chaca’, el amigo de Jorge Villalobos… ¡Lizandro ! mañana lo ratifico, orita me habló el pinche Alfredo (Gutiérrez, ex titular del SAT y Ministro de la Corte desde 2012), me dijo ayúdame…. mañana lo saco en el Senado y el lunes vive”, alardeaba Villalobos en una llamada telefónica en la que le informaba a un amigo del nuevo nombramiento.

“¡Estoy muy contento con Lizandro!, los astros se me alinean, es mi brother”, celebraba el panista, quien había sido señalado por correligionarios y funcionarios de la Secretaría de Hacienda por gestionar trámites fiscales.

Ante la evidencia de los audios, en los que también presumía que había comprado una camioneta Audi Q7 para su esposa y que tenía varias propiedades, entre ellas una residencia en Playa del Carmen, el propio Madero y el coordinador de los panistas, Luis Alberto Villarreal, salieron en su defensa.

Para Madero la difusión de los audios era “puro rollo” del periódico.

Villarreal consideró que hacer públicos los audios era una “canallada” e incluso acusó “un espionaje político”, que consideró “un acto delictivo”.

Pero en noviembre de ese año, Villalobos acaparó de nuevo reflectores. En redes sociales se difundió que jaloneó y tiró a su esposa durante una discusión en el Aeropuerto de Sinaloa mientras esperaban un vuelo de la aerolínea Interjet hacia el DF.

Fuente

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *