Juez en EU exige soborno “legal” (multa) de 2 MIL 600 MDD para dirimir acusaciones contra Odebrecht

México, 18 de abril 2017 (NOTIGODÍNEZ).- Otro “caso de éxito” en la mal llamada “justicia” del neoliberalismo, donde las grandes corporaciones pueden enriquecerse obscenamente delinquiendo a placer, y para redimirse sólo tienen que pasarle a las “autoridades” una tajada –multa, le llaman- de lo mucho que obtuvieron con sus trapacerías. ¿Y luego? ¡A SEGUIR DELINQUIENDO!

De acuerdo con el portal Sinembargo, citando información de Associated Press (AP), un juez federal de Estados Unidos ordenó el pasado lunes al conglomerado brasileño de construcción Odebrecth Organization, el pago de multas por 2 mil 600 millones de dólares para dirimir los cargos de corrupción en su contra por sobornar a funcionarios de una docena de países.

Al estilo neoliberal de siempre, las autoridades estadounidenses y brasileñas llegaron a un “acuerdo” para que la empresa carioca sólo pague la mencionada mochada legal y listo, asunto olvidado.

Como esa compañía es muy corrupta, le pondrán orejas de burro y un “supervisor independiente” que estará vigilando durante tres años a sus directivos para asegurarse que “cumplan sus compromisos”. ¡Como niños chiquitos! El supervisor ha comenzado ya sus labores.

¿En realidad son “niños chiquitos”? No, son DELINCUENTES DE LA MÁS BAJA RALEA que deberían estar en la cárcel. Tras rejas deberían ser vigilados hasta que dejen de ser un peligro para la sociedad. Pero claro, en el neoliberalismo, mientras haya dinero de por medio, cualquier criminal puede andar libre e impune.

La constructora brasileña habría repartido unos 788 millones de dólares en sobornos para “funcionarios” de 12 países, entre ellos Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela.

A cambio de las “mochadas”, Odebrecht obtuvo contratos para unos 100 proyectos de los que obtuvo ganancias mal habidas por 3 MIL 300 MILLONES DE DÓLARES.

Cuando los directivos supieron que las autoridades brasileñas investigaban sus operaciones fraudulentas, ordenaron a empleados y ejecutivos ocultar y destruir las evidencias de sus delitos.

En diciembre pasado, Odebrecht se disculpó por su involucramiento en escándalos de corrupción que condujeron al arresto de sus ex directores y varios de sus ejecutivos. Marcelo Odebrecht, ejecutivo en jefe de la constructora que lleva su nombre y nieto de su fundador, Norberto Odebrecht, está en la cárcel desde el 8 de marzo de 2016 junto con otros 10 ejecutivos de la firma. Medio centenar de “políticos” brasileños del más alto nivel son investigados y han sido encarcelados por participar en las monstruosas corruptelas de esa empresa.

¿Y en México? ¡NADIE! Ni uno solo de los “funcionarios” señalados por recibir sobornos de esta empresa criminal, entre ellos el priista Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), han sido llamados a cuentas. ¡VIVA MÉXICO, LADRONES!

Con información de Sinembargo

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *